El registro de viajes de la tarjeta SUBE de Leonela Ayala, y testimonios de personas que declararon en la causa del crimen de Sheila, determinarían que la tía no estaba en su vivienda cuando asesinaron a la menor

Los investigadores del crimen de Sheila Ayala, la nena de 10 años que fue asesinada y su cuerpo arrojado en el interior de un predio ocupado del partido de San Miguel, habrían recibido los resultados de una serie de pruebas que podrían deslindar de responsabilidad en el crimen a la tía de la niña Leonela Ayala, mientras que se supo el acusado Fabián González Rojas de ser el autor material del crimen continúa con la negativa de someterse a estudios médicos.

Por otra parte, sin relación con este hecho, se supo que un primo hermano de González Rojas, también de nacionalidad paraguaya, fue detenido como sospechoso de haber violado a su propia hija, de 8 años, en octubre de 2017 y que, desde entonces, se encontraba prófugo.

Según trascendió, algunas pericias en la vivienda del ex barrio Campo Tupasy de San Miguel, el registro de los viajes de su tarjeta SUBE y varios testimonios de personas que fueron citadas a declarar en la causa (muchos de ellos, vecinos y allegados) favorecieron la posición de Leonela Ayala (25), la tía de Sheila. Cabe recordar que la joven siempre sostuvo ser inocente del asesinato de su sobrina y ciertos indicios abonarían que no se encontraba en su domicilio, al momento en que su pareja habría cometido el homicidio.

ADEMÁS:

Ezpeleta: misterioso crimen de una joven en su entorno familiar

Detuvieron a la pareja de Bebote Álvarez en la cancha de Independiente

Al mismo tiempo, los informes reforzarían la hipótesis sobre que el cuerpo ya sin vida de la nena fue “descartado” a las pocas horas de su asesinato, aunque la postergación de la declaración de Fabián González Rojas, que además se negó a una pericia psicológica, demoró las cuestiones previstas en el expediente, cuya investigación se encuentra a cargo del fiscal Gustavo Carracedo.

En tanto, un primo hermano del principal acusado fue aprehendido como sospechoso de haber violado a su propia hija de 8 años. Se trata de un sujeto que pudo ser capaturado por efectivos de la SubDDI de San Miguel, ya que pesaba una orden de detención, luego de haber sido denunciado por su concubina en octubre de 2017.

Este hombre, de 38 años, también residía en el predio Campo Tupasy (que fuera demolido, luego del crimen de Sheila), a pocas casas de la vivienda de González Rojas junto a la mujer, quien lo denunció por abusar de la hija de ambos. A partir de allí se escapó y habría estado escondido en una vivienda de la localidad de Guernica, en el partido de Presidente Perón, en la zona suroeste del Conurbano bonaerense.

Sheila Ayala desapareció el 14 de octubre último, alrededor de las 12, cuando jugaba con amigos en el predio del barrio Campo Tupasy, donde vivía con su papá. Tras cuatro días de búsqueda hallaron su cadáver adentro de una bolsa, en un sector donde se arroja basura entre dos paredones.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados