El joven que en 1999 fue asesinado en un predio de la localidad bonaerense de Santos Lugares. El juicio comenzó hoy.
La madre de Maximiliano González, el joven que en 1999 fue asesinado en un predio de la localidad bonaerense de Santos Lugares, declaró hoy que un remisero fue quien siete años después del crimen reveló que el ex policía federal que comenzó a ser juzgado hoy, como único acusado, había sido el homicida.

Se trata de Rosa García, quien a raíz del crimen de su hijo fundó la Asociación de Víctimas de la Impunidad Sin Esclarecer (Avise) y hoy dijo al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Martín que el chofer le contó a una amiga suya que Daniel Ignoto (34), imputado por “homicidio simple”, había cometido el crimen.

‘María Esther Herrera, a quien conocí en la ONG que armamos porque a ella le mataron al nieto, tomó hace seis años un remis y cuando pasaron por enfrente del monolito en homenaje a ‘Maxi‘ el chofer dijo que sabía quien lo había matado y le mostró la casa del ex policía Ignoto”, aseguró la primer testigo del juicio.

Rosa, representada por la abogada Adoración Gutiérrez, contó que en la noche del 8 de enero de 1999 su hijo no volvió a la casa, por lo que al otro día fue a la comisaría de Santos Lugares para denunciar la desaparición, aunque el personal policial no se la tomó.

Entonces, la mujer fue junto a su otro hijo, que en ese momento tenía 8 años, a los ex talleres Alianza, de la mencionada localidad del partido de Tres de Febrero, donde habitualmente ‘Maxi” jugaba a la pelota con otros amigos.

‘Ingresamos por la canchita, miramos para todos lados, le pregunté a un linyera pero no sabía nada. Nos metimos en los galpones y en la segunda habitación estaba ‘Maxi‘ boca abajo, lo toqué y estaba frío, con un hematoma en la cabeza”, dijo entre lágrimas la madre.

Rosa regresó a su casa para contarle lo sucedido a su esposo, quien en ese momento estaba trabajando, por lo que cuando regresó al predio donde estaba el cuerpo de su hijo la Policía ya estaba en el lugar.

‘La Policía buscaba una jeringa, decían que se cayó del techo, hablaban de sobredosis y al día siguiente enterramos a ‘Maxi‘”, indicó la mujer a los jueces María del Carmen Castro, Aníbal Rubén Bellagio, y Ernesto Luis Garibaldi.

Durante su testimonio, Rosa dijo que comenzó la búsqueda para determinar lo que realmente había sucedido y regresó a los ex talleres Alianza para buscar a algún testigo que pudiera aportar algo.
‘Fui a buscar al linyera, a recorrer, pero todas las personas que siempre iban ahí no estaban. A quince metros de donde encontré a mi hijo divisé una casilla hecha con ramas y adentro había cosas de ‘Maxi‘ como un anotador y un libro militar”, aseguró la madre ante el fiscal del juicio Marcelo Segarra.

De acuerdo a la declaración, Rosa encontró al linyera, que sólo se identificó como “El Capitán”, el cual le dijo que “Maxi no murió de sobredosis, ni se cayó del techo”.

Posteriormente, Rosa se enteró de que ese hombre “murió en un accidente”, mientras que unos 20 días después del homicidio, su esposo Antonio fue a la casilla y vio que estaba “quemada”.

Un amigo de la ex novia de “Maxi” le dijo a Rosa que “el que quemó la casilla fue Ignoto”, quien, según esa persona, se estaba ‘haciendo cargo de un montón de cosas”.

‘Fui a la casa de Ignoto con mi marido y dijo que la quemó por bronca a lo que le hicieron a ‘Maxi‘ y porque había imágenes diabólicas”, afirmó.

Respecto del remisero que aportó el dato sobre que el presunto homicida era Ignoto, la mujer dijo que buscó a ese testigo para que declare en la fiscalía pero ya “se había ido del barrio”.

En tanto, Rosa declaró que en los últimos tres años ella y su abogada Gutiérrez -cuya hija fue secuestrada y asesinada hace 12 años, por lo que estudió Derecho para investigar su caso- recibieron amenazas telefónicas pero que nunca la “amedrentaron” porque lo “peor” ya le había pasado.

El debate continuará mañana a las 9.30 en el edificio judicial situado en Balbín 1750, de San Martín, donde se espera que declare un testigo de identidad reservada.

Esta causa había sido archivada pero luego fue reabierta, tras lo cual quedó imputado Ignoto, quien al momento del hecho era un vecino del barrio aunque meses después de la muerte de “Maxi” se incorporó a la Policía Federal

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados