La víctima del hecho, ocurrido el viernes pasado, relató la violencia del sujeto, al que debió golpear para no morir ahorcada. "Había gente mirando y nadie intervino", contó ella

La inminente desaparición de los billetes de 2 pesos, que serán reemplazados por monedas, obligó a algunos comercios a dejar de tomarlos como medida preventiva ante la multitud de clientes que buscan deshacerse de manera directa. Pero para una joven de 20 años que atiende un quiosco de La Plata, esa decisión casi le costó la vida el último viernes.

Es que un cliente que fue comprar cigarrillos discutió con ella porque no quería recibirle esa forma de pago y no sólo le pagó sino que quiso estrangularla. Natalia Toledo recibió a todos los medios de comunicación este lunes por la mañana dentro del local, ubicado en la intersección de las calles 22 y 60, donde está exhibido un cartel que indica claramente “no se aceptan más billetes de 2 pesos”.

“Yo le dije que (el billete) no circulaba más y que no se lo podía aceptar y que si tenía una monedita mejor o que lo podíamos arreglar con un caramelito y me dijo que no. Me agarró los billetes y me los corrió hacia adentro como diciendo que me los tenía que guardar, y con el paquete de cigarrillos en la mano se iba”, relató la joven a la señal TN.

“Le dije que aguardara porque yo estaba trabajando y respetara las normas del quiosco. Más que todo porque fue maleducado. Él se enojó, me insultó y me tiró los cigarrillos en la cara. Amagó con pegarme y entonces le dije ´¿me vas a pegar?´”, continuó.

“'Ahora vas a ver', me dijo, y se metió detrás del mostrador. Me agarró del cuello y me empezó a apretar, bastante tiempo porque yo tosía y él no me soltaba. Me estaba ahorcando. Hubiera seguido con eso si yo no lo golpeaba. Le tuve que pegar para que le doliera y me soltara. Le tuve que dar patadas, rodillazos porque de algún modo me tenía que soltar”, agregó Natalia, y agregó que el sujeto la revoleó contra el vidrio de una caramelera y que, a pesar de que había gente mirando, nadie intervino.

Pedís un policía y no hay, pedís ayuda y no tenés. Está la gente ahí mirando y nadie hace nada. ¿Qué podía hacer yo? Estaban todos de espectadores, una vergüenza”, culminó la joven, que relató que el hombre desistió de seguir agrediéndola cuando vio que ella tomó una botella del freezer para defenderse.

Me agarró de los pelos, me arrastró y me dejó ahí para darse tiempo a escapar. Yo salí a correrlo pero cuando salí ya iba por la esquina y lo perdí. Yo lo fui a denunciar e hice todo lo que me dijeron, aunque me falta entregar el video; y ahora vamos a ver si hay justicia”, completó la joven que sabe que el agresor, de 50 años, vive a tres cuadras del kiosco.

Aparecen en esta nota:

Te puede interesar:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados