Camila tenía 15 años cuando desapareció, una noche de fines de agosto de 2015, tras salir de su domicilio de San Miguel del Monte. Desde entonces, nada se sabe de ella. Su madre no se resigna a no saber qué le sucedió

Camila Catherine Cinalli tenía 15 años cuando desapareció, una noche de fines de agosto de 2015, en momentos en que salió de su domicilio para encontrarse con una amiga en el centro de la ciudad bonaerense de San Miguel del Monte. Desde entonces, nada se sabe de ella y a pesar de las sospechas sobre que ha sido víctima de una red de trata, con fines de explotación sexual, entre la inacción policial en esos momentos iniciales y la posterior desidia judicial, los investigadores del caso nunca han ofrecido una respuesta concreta a su familia, que la sigue buscando y nunca ha dejado de movilizarse en su demanda por conocer la verdad.

Al cumplirse el cuarto aniversario de la desaparición de Camila Cinalli, en un pueblo aún convulsionado por los hechos que han salido a la luz luego de la Masacre de Monte, donde un episodio de violencia institucional se cobró la vida de tres adolescentes y un joven, su madre María José Herrera encabezó una nueva marcha, en las que reiteró todas y cada una de sus denuncias, acompañada por la foto de su hija, que hoy ya tiene 19 años. "Acá hay gente que sabe que pasó y ha callado durante todo este tiempo. Yo estoy convencida de que está viva, retenida contra su voluntad por proxenetas de redes de trata a los que la entregaron, pero si esto no es así, que alguien me diga que pasó con ella", sostuvo la mujer, en diálogo con DIARIO POPULAR.

El último registro que se tiene de la chica corresponde a una imagen de una cámara de seguridad de la Municipalidad de San Miguel del Monte, que apareció mucho tiempo después de iniciada la investigación, es que comenzó como "averiguación de paradero" y estuvo a cargo de la fiscal Norma Pippo de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada de Cañuelas, pero que ahora tramita ante el Juzgado Federal Nro. 2 de La Plata, cuyo titular Ernesto Kreplak, ante la firme sospecha de estar frente a una víctima del delito de Trata de Personas. En tanto, la recompensa de 500.000 pesos que ofreció el Ministerio de Seguridad de la Nación, en diciembre de 2017, para quien aporte datos fehacientes sobre el paradero de Camila Cinalli, apenas arrojó un par de pistas que fueron profundizadas, pero resultaron falsas o no vinculadas con este caso.

"Se hicieron allanamientos en un prostíbulo de San Clemente del Tuyú y otros en la provincia de Tucumán pero dieron negativo, mientras que una mujer, de la que sospechamos que tuvo directamente que ver con la desaparición de Camila, solo fue llamada a declarar y como dijo no saber nada, no se tomó ninguna medida con ella, es más sigue viviendo acá en Monte. Y otra que todos en el pueblo sabemos que andaban en cosas raras o vendiendo drogas a los pibes, está detenida, aunque también sostuvo que nada tenía que ver con lo sucedido", comentó María José Herrera, quien no pierde la esperanza de un reencuentro con su hija.

ADEMÁS:

Desbaratan una banda narco de Los Cholos e incautan drogas

Acusado de femicidio en Colegiales recibió prisión domiciliaria por infección en el pie

La adolescente salió de su casa del barrio Luján de Monte, donde vivía con su papá, al otro lado de la ruta 3, para dirigirse al centro de la ciudad y encontrarse con una amiga. En las imágenes de las cámaras de seguridad se la ve enviando mensajes por Whatts App, siempre sola, hasta que se pierde su rastro. No se llevó su documento, ni otras pertenencias, que hagan suponer de una presunta fuga de hogar, de irse de manera voluntaria, de alejarse de su familia y seres queridos.

"Me dijeron que espere"

Al no regresar a su domicilio, al día siguiente, su madre se dirigió a la comisaría a radicar la denuncia por su paradero y allí se dio una escena repetida. "Me dijeron que tenía que esperar, que ya iba a volver y así me tuvieron una semana, hasta que me la tomaron. Ese tiempo que se pierde en los primeros días se sabe que es fundamental y ahora nadie me va a convencer de eso de 'se la tragó la tierra', como algunos pretenden", lamentó la mujer.

Tras la intervención de personal de la SubDDI de San Vicente se dieron algunos procedimientos en las casas de las sospechosas, sobre todo en la vivienda de una mujer, conocida como "La Tucumana", pero no hallaron ninguna evidencia de la presencia de Camila en ese lugar.

El juez federal Kreplak también ordenó otras medidas, aunque ninguna de los allanamientos arrojó una pista certera sobre el paradero de la chica. No obstante, su madre no baja los brazos y el pasado jueves protagonizó una nueva movilización en la plaza Adolfo Alsina, en el centro de Monte, para pedir por su aparición, en la que participaron los padres de la víctima de la Masacres, las integrantes de la asociación Amigxs y Vivas, militantes del Colectiva Feminista, además de vecinos y amigos de la familia Cinalli.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados