Rubén Alberto García, uno de los efectivos acusados del crimen de cuatro adolescentes en mayo de 2019, dijo que es un "enamorado de los derechos humanos" y no un asesino.

El excapitán de la policía bonaerense Rubén Alberto García, uno de los cuatro acusados por la denominada “Masacre de San Miguel del Monte”, en la que cuatro chicos murieron tras una persecución policial a los tiros y posterior choque en mayo de 2019, dijo que al enterarse de las edades de las víctimas tendría que haberse pegado “un tiro en la cabeza”, ya que es “un enamorado de los derechos humanos” y no un asesino.

"Cuando me entero de lo que pasó, cuando dan las edades (de los chicos fallecidos), yo tendría que haber agarrado mi pistola y pegarme un tiro en la cabeza. Me pregunté muchas veces para qué mierda me metí en la Policía", dijo García, al declarar como acusado ante los 12 miembros del jurado popular y la presidenta del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Plata, Carolina Crispiani.

Además, el excapitán dijo conocer a una de las víctimas, Danilo Sansone, a quien veía pasar todos los días frente a su casa: "La familia Sansone es una familia laburante. No había maldad, no sabíamos quién iba en el auto, pero teníamos que parar. No soy ningún asesino. Soy enamorado de los derechos humanos. No lo hice queriendo. Si este chico Aníbal (Suárez, el conductor del auto) hubiera frenado, te juro que ni le saco el auto. No sé si alguna vez intentaron cobrarle una coima o qué. Yo no lo conocía. No tengo nada que ocultar".

ADEMÁS: Femicidio de Anahí Benítez: perpetua para un acusado y absolución para el otro

Durante su declaración, el efectivo recordó que todo comenzó cuando quiso identificar al auto Fiat Spazio en el que iban los jóvenes porque vio un chico con gorra y, al ver que no se detenía, disparó porque pensó que le iban a tirar.

"Leandro Ecilapé (otro de los policías acusados) me muestra a un pibe de gorra blanca que iba manejando un Fiat 147 que no saludó al patrullero. Decidimos identificarlo, pero siguió andando", sostuvo García, al iniciar su exposición pasadas las 11 en la sede judicial situada en la calle 8, entre 56 y 57.

García está siendo juzgado junto a los oficiales Ecilapé, Manuel Monreal y Mariano Ibañez, por los homicidios de Sansone (13), Gonzalo Domínguez (14), Suárez (22) y Camila López (13), y las graves heridas sufridas por Rocío Quagliariello (17), la única sobreviviente, de entonces 13 años.

García contextualizó el hecho diciendo que le exigían identificar gente todas las noches y que San Miguel del Monte no era un pueblo tranquilo como dicen.

Masacre Monte
Masacre de Monte: los cuatro chicos asesinados.

Masacre de Monte: los cuatro chicos asesinados.

"No podíamos estar parados en una estación de servicio porque nos sacaban una foto diciendo que no hacíamos nada. Nos bajaban la orden y yo cumplo órdenes, siempre seguí las instrucciones del jefe, describió el excapitán, sujetando con su mano derecha sus anteojos de marco negro, mientras continuaba: Nunca tuve nada raro en mi historial, no tengo antecedentes de nada.

Sobre la noche del 19 de mayo del 2019, el exfuncionario policial señaló: Agarramos Costanera y nos dirigimos al casco urbano. Venimos de frente y Ecilapé me señala a un pibe de gorra blanca en manejaba un Fiat 147 y que no había saludado al patrullero. Eso es raro en un pueblo. Entonces, decidimos identificarlo.

Tras ello, dijo que dieron vuelta en U con el patrullero y comenzaron a seguir al vehículo, que se dirigió hacia una calle interna.

"Prendimos la sirena y se va. Nos cruzamos con el patrullero en el que venían los oficiales Ibañez y Monreal. Nos dan apoyo y hacen un cerrojo al auto. Seguimos por la colectora. Cuando ellos ven al vigilante de frente, el Fiat 147 se le tira encima. Iba a bastante velocidad. Lo volantea, escucho fogonazos. Uno, dos... El auto se va, se va, se va. Yo pensé que habían tiroteado al vigilante. Pensé que lo pusieron", comentó con la mirada fija hacia los 12 jurados.

ADEMÁS: Moreno: dos amigos se pelearon y uno mató al otro de un disparo

A continuación, García manifestó ver la puerta del acompañante del Fiat abriéndose, por lo que pensó que le iban a tirar y extrajo su arma reglamentaria.

"Una vez que vemos que el vehículo no paraba, pedimos apoyo. Nunca hay que confiarse de nada. Siempre hay que ir con cuidado. Efectúo disparos al piso para que se detenga. Pum, pum, pum. Después escucho un ruido y polvo, polvo, polvo", dijo en referencia al posterior impacto del auto en el que viajaban las víctimas contra el acoplado de un camión.

Luego de ello, García continuó: "Quiero hacer mención en que nunca tiro a pegar. Nunca estuve en un juicio oral. Nosotros nunca quisimos matar a nadie. Yo no quise matar a nadie".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados