Según la denuncia de la joven, el chofer primero la acosó verbalmente y luego empezó a manosearla a lo que la víctima decidió arrojarse del auto en movimiento en un episodio ocurrido en el barrio porteño de Flores

Una joven de 28 años terminó internada en el Hospital Piñero luego de tirarse de un taxi en movimiento para evitar que el chofer abusara de ella, en un episodio ocurrido en el barrio porteño de Flores.

La mujer, de nacionalidad boliviana e identificada como Yanet García Roldán, fue socorrida por un hombre que estaba en un puesto de diarios, que de inmediato llamó a la policía y puso en fuga al agresor.

El hecho se produjo en el cruce de las avenidas Bilbao y San Pedrito, cuando la mujer regresaba de salir con sus amigas.

Según la denuncia que radicó en la comisaría 38, la joven paró un taxi en la intersección de las avenidas Nazca y Rivadavia para ir a su casa en el Bajo Flores, pero en el trayecto comenzó a ser acosada verbalmente por el conductor, quien luego comenzó a tocarla.

LEA MÁS:

Para evitar esa situación, la mujer optó tirarse del vehículo cuando estaba en movimiento, con lo que sufrió heridas en las manos, al cubrirse el rostro para protegerse del impacto, y traumatismos leves en el resto del cuerpo.

Al observar la situación, un diariero de la zona llamó de inmediato a la policía para socorrer a la víctima y el taxista se dio a la fuga por la avenida Castañares, según informaron fuentes policiales.

El abusador continúa prófugo, por lo que agentes de la fuerza de seguridad revisaban cámaras de seguridad de la zona y continuaban a la búsqueda del sujeto, que habría huido a bordo de un Chevrolet Spin, de patente NKX 760.

Otro caso en San Telmo

Un hecho similar ocurrió en San Telmo, donde la Policía de la Ciudad detuvo in fraganti a un hombre de nacionalidad peruana que estaba intentando violar a una mujer de 46 años en un terreno baldío. El episodio tuvo lugar en avenida Paseo Colón y Estados Unidos, cuando efectivos policiales de la Comisaría 2 recorrían la zona y escucharon a una mujer pidiendo auxilio a los gritos.

El pedido desesperado venía de un terreno baldío, donde un hombre trataba de quitarle el pantalón a la fuerza a una mujer, motivo por el que fue aprehendido.

La víctima, de 46 años, fue contenida según el protocolo de actuación y trasladada al Hospital Argerich, mientras que el abusador, un peruano de 30 años, fue trasladado a la comisaría 2da. y la causa quedó a cargo del Juzgado en lo Criminal y Correccional 58, a cargo de Laura Bruniard.

Aparecen en esta nota: