Las idas y vueltas del Gobierno con la implementación de nuevos impuestos o aumentos en las alícuotas provocó un nuevo enfrentamiento entre dos sectores productivos, denuncias de discriminación y una amenaza para frenar inversiones de u$s1.000 millones ante los nuevos tributos que impone Macri

El Gobierno salió con bombos y platillos a presentar su proyecto de reforma tributaria, el cual incluía en su versión preliminar mayor presión impositiva para el sector de las bebidas, pero los anuncios sobre las correcciones que se fueron sumando sobre la marcha provocaron una "grieta" entre aquellos que finalmente no abonarán nuevos impuestos o mayores alícuotas frente a los que finalmente lo harán.

En conferencia de prensa, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció en primera instancia que la alícuota del impuesto interno a los vinos y sidras subirá de 0 a 17%; de las cervezas del 8 al 17% y el champaña también de 0 a 17%.

Pero a menos de una semana del anuncio público, se sumaron varios cambios antes del debate programado para este lunes en el Congreso.

Claro, mientras unos respiraron aliviados al no tener que abonar más, quienes verán modificados sus impuestos denunciaron ser víctimas de "discriminación".

LEA MÁS:

Así, la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol (CADIBSA) advirtió que las modificaciones en el tributo sólo contra las azucaradas “son medidas claramente discriminatorias”.

“Ante el reciente y sorpresivo anuncio de la eliminación del impuesto interno al vino, al champagne y a la cerveza, CADIBSA manifiesta su total desacuerdo y preocupación. La medida resulta absolutamente discriminatoria contra las economías regionales, para las cuales la industria de bebidas sin alcohol es un actor fundamental”, sostuvo la entidad.

“Si el motivo real del incremento impositivo está basado en un tema de salud pública, ningún producto que contenga alcohol entre sus materias primas debería estar exento de este tributo, sin excepción”, enfatizó CADIBSA.

Luego del comunicado, se difundió que Coca Cola evalúa frenar inversiones por unos 1.000 millones de dólares en la Argentina y dejar de comprar jugos a productores citrícolas por unos 250 millones de dólares ante los nuevos tributos que busca imponerle Mauricio Macri.

LEA MÁS:

Cabe destacar que este jueves, el Ministerio de Hacienda reveló tanto el impuesto interno al vino, espumosos, champagne y cerveza no sufrirán incrementos.

Aparecen en esta nota: