El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción así lo expresó, pero aceptó que es imposible pasar a un sistema más flexible de despidos como el de los Estados Unidos,

En el marco de la eterna discusión sobre una posible reforma a la ley laboral, que retrotrae las discusiones al tiempo de la recordada “flexibilización”, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Julio Crivelli, aseveró que el país necesita ir hacia un sistema como el de Estados Unidos, que cuenta con nula protección a los trabajadores en caso de despidos, aunque de manera más escalonada.

De acuerdo a Crivelli, la Argentina cuenta con un nivel protección del empleo “altísimo”, que hace que la productividad de la industria y del comercio sea “muy baja” porque no existe la “meritocracia”.

“Hemos llegado a un extremo, todos nos damos cuenta de que la reforma laboral es necesaria en la Argentina, si bien habrá que discutir cuestiones de métodos y cómo hacerla”, explicó el empresario.

"Queremos despedir sin causa ni motivos a cualquier empleado. Hay que echar a los que tienen bajos niveles de producitividad", aseguró.

De acuerdo a Crivelli, los Estados Unidos son el caso “extremo” en esta materia, dado que cuenta “con el sistema más flexible de despidos” del mundo. “Probablemente rayaron lo salvaje, pero es también el que tiene menos desempleo del mundo”, justificó, en charla con la FM Futurock.

En ese sentido, agregó: “Los países con menores requisitos de despido son los que tienen mayor productividad y mayor cantidad de empleo, fíjese qué paradoja”.

ADEMÁS:

Alberto Fernández: "El cepo al dólar no va a volver"

Jorge Macri sobre Kicillof: "Tuvo formación marxista, ¿se le curó esa mirada?"

“Yo no digo que pasemos del sistema medieval (de la Argentina) al norteamericano de golpe, porque sería una locura, pero paulatinamente vayamos hacia un sistema que genere mayor meritocracia, mayor productividad y mayor empleo”, aseguró, e hizo gala del sistema que utiliza el sector de la construcción en Argentina, totalmente flexible y meritocrático, y confió en que “sería bueno que se aplique en el resto de la industria”.

De acuerdo a Crivelli, en la construcción existe “el fondo de desempleo, en el cual la indemnización se va depositando paulatinamente a lo largo del desarrollo del trabajo del empleado". "En cualquier momento el empleador puede decidir despedirlo sin ninguna causa ni motivo”, explicó.

Esto genera un recambio hacia la calidad, los que trabajan mejor son los que se quedan y los que trabajan poco o tienen bajo rendimiento son sustituidos por otros que tienen mucho mejor rendimiento”, agregó.

Hay muchas empresas que no se fundan o que no son grandes porque terminaron de fundirse por problemas de despidos. O que no crecen lo que podrían haber crecido por problemas de productividad”, explicó.

“Nosotros pagamos carísima mucha producción por los impuestos tremendos pero también por la baja productividad de nuestra industria y el comercio. Todas estas cosas se reflejan en los precios que paga la sociedad. Si la productividad es alta, los precios son bajos”, concluyó, en referencia a los costos.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados