Puede ocasionar complicaciones severas como insuficiencia renal, llegando incluso a provocar la muerte. Los menores de 5 años, mayores de 75 años y las personas con determinados cambios genéticos son mas propensos a sufrirla

El Síndrome Urémico Hemolítico, SUH, es una infección generada por una bacteria llamada Escherichia Coli (E.Coli), la cual produce una toxina que causa una diarrea sanguinolenta y ocasiona complicaciones severas como insuficiencia renal, llegando incluso a provocar la muerte. Pese a ser una enfermedad grave, la mayoría de los pacientes que reciben un tratamiento adecuado a tiempo se recupera completamente. Sin embargo, niños menores de 5 años, mayores de 75 años y personas con determinados cambios genéticos son más propensos a sufrirla y más vulnerables a sus efectos. Argentina presenta la mayor tasa de incidencia mundial de SUH en niños menores a 5 años de edad, constituyendo un problema crítico para la salud pública.

El SUH es la principal causa pediátrica de insuficiencia renal aguda y la segunda de insuficiencia renal crónica, siendo además responsable del 20% de los transplantes de riñón en niños y adolescentes en Argentina De hecho, el Síndrome Urémico Hemolítico ocasiona que el 20% de los niños afectados por este mal requieran un trasplante de riñón.

¿Dónde se encuentra la toxina responsable del SUH?

Se la puede encontrar, fundamentalmente, en carnes sin cocción completa. En este sentido, la carne picada es el producto de mayor riesgo. Otros focos de alerta son la leche sin pasteurizar y productos elaborados a partir de ella, aguas contaminadas de piletas o lagos, verduras como lechuga, repollo u otros vegetales que se consumen crudos y son regados con aguas contaminadas con heces. Además, hay que tener en cuenta que la enfermedad se puede propagar a través del contacto cercano con una persona infectada, por ejemplo, dentro de una familia o en un centro de cuidado de día o guardería infantil.

Entre los síntomas se pueden presentar diarreas sanguinolentas, dolores abdominales, vómitos, fiebre ocasional, fatiga, pequeños hematomas, sangrado por nariz o boca, disminución de orina, cuadros de confusión o convulsiones y otros más severos como deficiencias renales. El período de incubación es de 3 a 9 días.

Dada la alta tasa de incidencia de SUH, la falta de tratamiento específico y de estrategias de inmunización y la alta morbilidad, sumado a la amplia circulación de cepas hipervirulentas en el país, la prevención primaria de la infección es necesaria para disminuir su impacto sanitario. El control de la industria de la carne sobre la aplicación de buenas prácticas de manufactura y de higiene durante toda la cadena de producción del alimento resulta crítico. Además, la educación de la población a través de programas de educación para la salud sostenidos, destinados a la comunidad en general, que alerten sobre los riesgos de este patógeno, sus vías de transmisión y las estrategias de prevención que deben aplicarse también adquiere una vital importancia. Asesoró: Dra. Cecilia Avancini, Directora Médica de vittal.

Atención con los posibles productos contaminados

La Dra. Cecilia Avancini,comparte consideraciones generales y recomendaciones para reducir la incidencia del Síndrome Urémico Hemolítico: La carne o los productos contaminados con E. coli no necesariamente tiene mal aspecto, mal olor o mala textura. Al comprar carne picada es preferible que sea procesada en el momento, ya que se altera más rápido que un trozo de carne entera.

Al comprar productos envasados,prestar atención al estado del envase y las fechas de vencimiento y cuidar que no pierda la cadena de frío.No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado, ya que eso favorece la contaminación con microorganismos y su posterior proliferación. Descongelar los alimentos, fundamentalmente la carne, en la heladera y no a temperatura ambiente, ni aproximándolos a una fuente de calor o bajo el chorro de la canilla. Asegurarse que, antes de cocinar el alimento, se haya completado su descongelación, sobre todo cuando se trata de piezas grandes.

No comprar huevos con cascara rota o sucia. No consumir leche sin pasteurizar. Lavarse bien las manos antes de cocinar, comer, después de ir al baño y después de cambiar pañales.Limpiar los utensilios y las superficies donde se prepara la comida. Cocinar bien la carne.Separar los alimentos crudos delos alimentos listos para consumir.No colocar carne cocida en platos en los que antes haya habido carne cruda. Lavar detenidamente la fruta y la verdura antes de colocarla en la heladera. De no poseer agua corriente de red, hervirla antes de usar.

ADEMÁS:

Dos de cada cinco argentinos sufren alguna enfermedad del hígado

Especialistas alertan por el mal uso de la calefacción

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados