Bajo las fachadas de templos religiosos, en esos lugares las sectas se cometen delitos como estafas, reducción a servidumbre, prostitución y trata de personas.

Luego de que cinco personas fueran detenidas como acusadas de integrar una organización que bajo una estructura religiosa, basada en el culto Krishna, sometían a hombres y mujeres a una situación de esclavitud económica y esclavizaban a sus fieles en La Matanza, trascendió que, en Argentina, existen 120 templos que resultan propicios para la estafa, el robo, reducción a servidumbre, prostitución, trata de personas y otros delitos.

El dato fue dado a conocer por la ONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, sostuvo que en "el ámbito de la República Argentina existe unos 1.200 templos o sitios de encuentro de sectas".

De esta manera, el documento precisó que, "al menos el 10 por ciento de los casos (120 templos), son lugares que resultan propicios para la estafa, el robo, la reducción a servidumbre y prostitución, la trata de personas y otros delitos".

"Hace unos días, la Justicia federal ordenó el allanamiento de un templo de la organización Abba Krishna, en la calle Rico en el área de 20 de Junio, una zona de campos del partido de La Matanza. También fue detenido Aldo F, su líder y otros cuatros miembros de la secta. Su operatoria, según la investigación judicial, era captar fieles con la invocación al dios hindú Krishna, con cantos de mantras, cantos congregacionales y charlas sobre filosofía espiritual y religión en sus programas de prédica para los domingos", comenzó el director de la citada ONG, Javier Miglino.

Y continuó: "Sin embargo, la división de Trata de Personas de la Policía Federal, en una causa que lleva el Juzgado Federal N°2 de Morón a cargo del Dr. Jorge Rodríguez, investiga, entre otros, el delito de trata de personas y reducción a servidumbre según el artículo 140 del Código Penal que dice: 'Serán reprimidos con reclusión o prisión de cuatro (4) a quince (15) años el que redujere a una persona a esclavitud o servidumbre, bajo cualquier modalidad, y el que la recibiere en tal condición para mantenerla en ella. En la misma pena incurrirá el que obligare a una persona a realizar trabajos o servicios forzados o a contraer matrimonio servil'". Toda vez que los imputados aparentemente convertían en esclavos a sus fieles, los alejaban de sus familias y los despojaban de sus bienes.

Bajo esta línea, Miglino sostuvo que "los lugares más golpeados por las sectas" son la "provincia de Buenos Aires, Rosario, la ciudad de Santa Fe, la ciudad de Corrientes, la ciudad de Formosa, la ciudad de Posadas (Misiones) y la ciudad de Neuquén".

"Allí operan la mayoría de este tipo de templos -agregó el profesional-, que también reciben nombres de iglesias pseudo evangelistas. Sin embargo y más allá de los nombres y las denominaciones, no siempre tienen un fin espiritual y de elevación espiritual del ser humano, sino que se trata lisa y llanamente de timadores y despojadores’.

Culto a San la Muerte

Por otro lado, el director de Defendamos Buenos Aires apuntó contra otras creencias religiosas que considera "peligrosas". "San la Muerte es un santo popular o entidad venerada en América del Sur. La Iglesia Católica rechaza y condena su veneración. Su culto se extiende desde el noreste de Argentina, principalmente en la provincia de Corrientes y en menor medida en Misiones, Chaco y Formosa. Desde la década de 1960, debido a las migraciones internas el culto se ha extendido a ciertas zonas de la provincia argentina de Santa Fe, especialmente, al Gran Buenos Aires y Jujuy", comentó.

Asimismo, Miglino añadió: "Las imágenes de San la Muerte sirven de amuleto para quien la porta y suelen ser talladas en huesos humanos o plomo. Se trata de estatuillas que representan a un esqueleto humano con una guadaña cuya hoja es de lata. Este amuleto no se considera eficaz si no está bendecido, pero siendo considerado parte de un culto no cristiano la iglesia se niega a realizar bendiciones de la estatuilla o cualquier representación de San La Muerte, por este motivo sus devotos acuden a las misas católicas con estas representaciones y cuando el sacerdote imparte la bendición el portador toma a la imagen con sus manos así le ‘transmite’ la bendición, lo cual nos dice mucho sobre este culto y este ‘santo’".

Otros "cultos" o sectas

Retornando a la realidad de las sectas, Javier Miglino explicó que "en Formosa, Misiones, Chaco pero también en La Matanza o sobre la calle Olazabal, en pleno barrio de Belgrano, en la Ciudad de Buenos Aires es posible caer en la trampa de las sectas".

"Por eso es necesario tener presente que, si en el 'culto' le piden dinero todo el tiempo, que ofrezca sus bienes en 'ofrenda', que trabaje todo el tiempo y en forma gratuita para el lugar, que ofrezca servicios sexuales al líder o a cualquiera de los miembros; es posible que esté en la presencia de una secta que solo busca reducirlo a servidumbre. En ese caso lo mejor es desistir de ese lugar y de esa gente y en lo posible denunciarlo", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados