Originario de los bares de España, siempre obligaba a apostar o pagar la ronda en caso de derrota. Gran parte de su popularidad fue fundamental para practicarlo en Sudamérica, aunque con nuevas reglas. Se juega entre parejas, la química de los participantes resulta vital

Sí o sí se tienen que jugar en pareja (como mínimo, cuatro personas) y el grupo tendrá que tener un código secreto previo al inicio del juego, por lo tanto el equipo deberá ser estratégico e inteligente porque no podrán hablar el uno con el otro. Este entretenimiento se juega con barajas españolas de cuarenta cartas.

El objetivo de este juego es hacer "Cuadrado". Esto sucederá cuando un participante obtenga cuatro cartas del mismo número y su compañero, si se da cuenta, decir "¡Cuadrado!" en voz alta para que lo escuchen los demás y termine la partida. El jugador que consiguió tener los naipes iguales no podrá decirlo y deberá hacerle la seña acordada al de su mismo equipo (tocarse el pelo, la nariz, bostezar) para que éste se dé cuenta.

La primera pareja que logre tener las barajas iguales será el ganador.

Para el inicio de Cuadrado se deberá repartir cuatro cartas a cada jugador, seguido a ello se pondrán cuatro naipes boca arriba en el centro de la mesa y el que repartió será el encargado de indicar el comienzo del juego al grito de "¡ya!".

Todos los jugadores al mismo tiempo reemplazaran las cartas que tienen en su poder por una que esté en la mesa si creen necesario. Se recomienda ser rápido porque el rival quizás quiera quedarse con la misma. Si por decisión de todos los jugadores, las barajas que se encuentran en el centro de la mesa no le sirve a ninguno, se quitarán, se podrán en el mazo, se mezclará y se meterá otras nuevas cuatro cartas.

Esto se realizará las veces que sea necesario y finalizará cuando un participante obtenga cuadrado.

Seguido a eso, el jugador tendrá que hacer la seña que, antes de iniciar el juego, coordinó con su compañero para que éste grite ‘¡cuadrado!’ y sean ganadores de la partida. El equipo que llegue a los cinco puntos ganará la partida.

En caso de que la pareja rival se haya dado cuenta de la seña del adversario, podrá decir ‘Corto cuadrado’ y la pareja que supuestamente tiene cuatro cartas iguales deberá mostrar su mano y comprobar si el otro grupo estaba en lo cierto o no. Si el grupo que finalizó la partida estaba en lo correcto, es decir que el contrario tenía cuatro barajas del mismo número, ganará automáticamente, pero si falló, el adversario será el equipo ganador. A no distraerse entonces!!

Como se ha dicho antes, Cuadrado es un juego de estrategia e inteligencia, en el cual el grupo tiene prohibido hablar entre sí, únicamente podrá comunicarse con señas.

Para hacer de la partida más entretenida y hacer sufrir al rival, se recomienda que, en la previa del juego, la pareja pacte códigos falsos para hacer caer al rival en la trampa y corte el juego antes, para así ganar la partida. Obviamente no se tendrá que abusar de las señas para no perder credibilidad.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados