viernes 31.10.2014 - Actualizado hace
Papa Francisco
14 | 03 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

El júbilo y el entusiasmo colmaron Plaza San Pedro

Edición Impresa
0
Comentarios
Por Edición Impresa


Al menos 100.000 personas dieron la bienvenida en la Plaza San Pedro del Vaticano al nuevo Papa, el argentino Jorge Bergoglio, ahora Francisco I, el primer Papa del continente americano.

El júbilo y el entusiasmo colmaron Plaza San Pedro
Foto:

Una colmada plaza de San Pedro recibió ayer con alborozo y al grito de "Viva el Papa" la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como primer pontífice americano de la historia.

"Francesco, Francesco"
coreó también la multitud al ver a Bergoglio asomarse por el balcón de la Basílica de San Pedro luego de anunciarse su elección como Papa, dignidad que ejercerá bajo el nombre de Francisco I.

La primera explosión de alegría llegó cuando a las 19.15 (las 15.15 de Argentina) el humo blanco de la "fumata" comenzó a salir de la chimenea de la Capilla Sixtina anunciando al mundo la elección del nuevo papa.

Entre gritos de "habemus papam" y al repique jubiloso de las campanas, la multitud avanzó desesperada hacia el balcón principal de la basílica de San Pedro, por donde más tarde se asomaría el nuevo papa para dar su primer mensaje al mundo.

La gente lloraba, se abrazaba, saltaba y gritaba con todas sus fuerzas en los primeros momentos de emoción.

En medio de una espera ansiosa y sin saber quién era el nuevo jefe de la grey católica, los fieles entonaron canciones religiosas mientras ondeaban sus banderas, en primera línea argentinas, estadounidenses, españolas, francesas, mexicanas e italianas.

Y al llegar el anuncio del cardenal que había sido elegido Papa llegó también la sorpresa, ya que el nombre de Bergoglio no aparecía entre los favoritos de la prensa y, por lo tanto, tampoco era conocido por los feligreses.

Algunos de los presentes en la plaza San Pedro comenzaron a gritar el "Francesco", el nombre del nuevo papa, mientras otros buscaban en sus teléfonos móviles información sobre él.

"No lo conozco, no lo conozco", repetía sin cesar Timothy,
un joven seminarista de Connecticut, Estados Unidos, mientras indagaba en Internet.

"Igual me parece genial que Dios lo haya elegido, y que sea alguien de nuestro hemisferio", añadió, subrayando que el nombre que decidió usar Bergoglio, presuntamente por San Francisco de Asís- fundador de la orden franciscana- es sinónimo de que "revolucionará la Iglesia". Por el contrario, la emoción era indescriptible para José, argentino de Buenos Aires, que viajó al Vaticano con toda su familia".

"Se eligió al Papa, pero también el hecho de que sea argentino me llena de alegría. Esto es increíble, estoy muy contento", añadió sin dejar ondear un segundo la bandera de Argentina

Comentarios Facebook