lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Papa Francisco
26 | 06 | 2013
Imprimir
Agrandar
Reducir

Otro "milagro" que se le atribuye a Bergoglio

0
Comentarios


Además de la conmovedora historia de Carolina Balbuena, a Francisco se le reconoce otra increíble curación antes de ser Papa. El caso del santiagueño Paco Salegas

Otro milagro que se le atribuye a Bergoglio
Foto:

No es la primera vez que un argentino atribuye una sanación a Jorge Bergoglio. Cuando fue su elección como Papa, Diario Popular reflejó la historia de Paco Salegas, un santiagueño que, al igual que Carolina Balbuena, le atribuye su curación.

En este caso, se trata de un vecino del barrio de Huaico Hondo, en Santiago del Estero, que padecía diabetes y los médicos le habían dicho que no había más opción que operarlo y amputarle un pie a la altura del tobillo para evitarle males mayores.

Todas las consultas realizadas en su provincia natal no arrojaban un resultado distinto a ese. Por eso, buscando nuevos tratamientos o en todo caso, nuevas opiniones médicas, aceptó el consejo de su hijo y ambos viajaron a Buenos Aires.

Allí, en Buenos Aires, se desarrolló lo central de esta historia. El encuentro fue casual: hace unos cinco años, Paco había ido Buenos Aires en busca de ayuda médica y para realizarse nuevos exámenes, tal como quedó dicho con anterioridad.

Pues bien: caminando con bastón con su hijo por la calle Florida llegó a la Catedral. "Quería escuchar misa y confesarme pero cuando llegué a la Catedral recién había terminado una misa, empezaba a salir la gente. Y un sacerdote me avisó de que recién había concluido la misa. Entonces él me preguntó qué estábamos haciendo en la ciudad, y ahí le cuento que por un tema de salud estábamos en Buenos Aires", había detallado sobre su encuentro con Bergoglio.

El hombre contó que al ver su pie maltrecho, fue Bergoglio quien tomó la iniciativa y preguntó si lo podía bendecir. "Entonces le dije: ¡Bueno, cómo no! Y luego de bendecirme, dijo que me quedara tranquilo que todo iba a estar bien, o tengan fe que van a andar bien", dijo el hombre que aseguró que jamás se olvidará esas palabras.

"Sentí una sensación rara", contó el hombre. "De ahí fuimos a un hospital público y de ahí un médico especialista pudo salvar mi pie", agregó.

Salegas no tenía ni idea quién era aquel religioso (el entonces cardenal Bergoglio) y se emocionó mucho al reconocerlo, ya como Papa. Expresó que inmediatamente luego de la bendición sintió "un rara sensación" que luego no dudó en calificar como un "milagro".

El hombre santiagueño dijo que al verlo por televisión lloró porque -según él- fue Bergoglio quien, con su bendición, le dio fuerzas para solucionar su problema de salud.

"Si tengo la suerte de volver a verlo le besaría las manos", expresó Salegas, quien asegura que el entonces cardenal fue el responsable de su curación, al margen de la intervención de médicos.

Comentarios Facebook