viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
13 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cómo se prepara Comodoro Py para recibir a Cristina

0
Comentarios


El edificio donde la expresidenta irá a declarar por la causa que investiga la venta del dólar futuro tiene cuidados especiales para recibir a la referente del Frente Para la Victoria. Vallados, ingresos alternativos y un piso completamente cerrado para su seguridad.

Cómo se prepara Comodoro Py para recibir a Cristina
Militantes kirchneristas, cuando recibieron a Cristina en Aeroparque, estarán presentes en Comodoro Py. Foto: Walter Papasodaro / Diario Popular.
Foto:

Comodoro Py está revolucionado. En los pasillos de los tribunales federales, dicen empleados que trabajan allí, se sintió una tensión insoportable durante toda la semana. Saben que hoy, en ese edificio, se vivirá un día histórico.

Cristina Fernández arribará esta mañana para brindar declaración indagatoria en la causa que investiga la venta del dólar futuro: primero se encontrará con los militantes, luego atravesará dos vallados policiales que estarán integrados por 300 efectivos de la Policía Federal, ingresará por la puerta ubicada en la calle Combate de Costa Brava —el portón principal estará cerrado—, subirá al cuarto piso y se sentará en las oficinas del Juzgado Federal número 11. Allí se encontrará con Claudio Bonadío. El país, durante el tiempo —los segundos, los minutos, las horas— en que el juez federal y la expresidenta estén cara a cara, estará expectante a lo que suceda en esa habitación.

      Comodoro PY

El acceso al palacio, para los trabajadores, será difícil. También ingresarán por la puerta alternativa, sobre la calle Letonia. Nadie entrará sin una credencial que demuestre que son empleados judiciales. Las paredes de los pasillos, desde el lunes, estaban contaminadas de carteles que anunciaban esta inédita modalidad. El cuarto piso, sede de los juzgados federales números 7, 8, 9, 10 y 11, tendrá un nivel de control altísimo. Estará cerrado. Se bloquearán los ascensores y las escaleras de los tres sectores del edificio —el ala Río, el ala Retiro y el ala centro— que van hacia el piso donde estará Cristina. Habrá efectivos custodiando cada ingreso y egreso. Aquellos empleados cuya oficina no esté en ese nivel, solamente podrán acceder a alguno de esos juzgados para realizar trámites burocráticos mediante documentos firmados. Si no, se quedarán afuera.

A pesar de las diferencias ideológicas, hay una premisa en común para la mayoría de los empleados judiciales: CFK es esperada con ansias. Algunos, dicen por lo bajo, quieren bajar a insultarla, a escracharla; otros, con el pecho inflado, a saludarla, a darle un beso, a agradecerle por los últimos 12 años. Fue tan grande la huella que dejó Cristina que su figura no es una más. No pasa desapercibida. Fuentes, de hecho, aseguran que el SiTraJu, el sindicato de judiciales de rama kirchnerista con fuerte actividad en Comodoro Py, tiene preparada una sorpresa para el momento en que la referente del Frente Para la Victoria se meta en el palacio, y se enfrente con el Poder Judicial que tantas trabas le puso durante sus ocho años de gestión.

En la calle, detrás de la primera valla —una fila más de las que hubo ayer, cuando declaró Axel Kicillof— que estará en la esquina de las avenidas Comodoro Py y Antártida Argentina, habrá miles de personas. Entre patrulleros, fotógrafos, camiones de bomberos y móviles de televisión, estarán ellos: miles de militantes, de simpatizantes, de creyentes que, auto convocados, irán a acompañar a la jefa del proyecto. Que no quieren —como repiten en las redes sociales— dejarla sola. 

      Embed

Comentarios Facebook