lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
16 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boca y las mil dificultades para incorporar un refuerzo

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


El TMS está cerrado hasta el 18 de julio y sólo puede sumar jugadores que queden libres por falta de pago. La medida es para todos los equipos que pasen a octavos de final de la Copa, donde se pueden hacer tres variantes

Boca y las mil dificultades para incorporar un refuerzo
Foto:

Con la clasificación definida para los octavos de final de la Libertadores se abrió la polémica en cuanto a la posibilidad de Boca de incorporar tres refuerzos para dicha instancia, tal como lo permite la Conmebol, pero lo cierto es que más allá de las necesidades del técnico Guillermo Barros Schelotto existen limitaciones reglamentarias que acotan las chances de jerarquizar el plantel.

El TMS (Transfer Matching System) de FIFA está cerrado hasta el 18 de julio, por lo que está totalmente descartada la chance de hacer un pase de club a club como se venía mencionando, tales los casos de Víctor Ayala (Lanús), Jaime Ayoví (Godoy Cruz) o Leandro Fernández (Independiente), por citar algunos ejemplos.

Dichos jugadores pertenecen a sus respectivos clubes y, en ese sentido, son inalcanzables para el Xeneize por más voluntad negociadora que exista por parte de esas entidades propietarias de sus derechos federativos. En pocas palabras, el mercado de pases está cerrado y no hay forma de hacer transferencias de club a club.

Las otras dos posibilidades tenían que ver con sumar un jugador libre (que haya obtenido esa condición antes del mes de febrero) o bien por lesión de un futbolista del plantel (con una recuperación no menor a 4 meses), pero en ambos casos había plazo hasta anoche, a las 20, porque el reglamento contempla como límite para esas opciones hasta el 75 por ciento del torneo local, algo que ocurrió en la 10ª fecha, disputada el fin de semana pasado.

LEA MÁS:

      Embed

La única alternativa

En estas condiciones, complejas a más no poder, tanto a Boca, como a Rosario Central y a los demás equipos argentinos que arriben a octavos, sólo les quedará la chance de sumar un refuerzo de un jugador que quede libre por falta de pago, con la aclaración de que no tiene que haber jugado la actual edición de la Libertadores para otro club.

Así las cosas, todo lo que se venía hablando en cuanto a nombres para incorporar quedan descartados, al menos hasta el 18 de julio, en que se reabra el TMS: fecha que, por el momento y en caso de que no se cambie, también limitará a los equipos para la fase de semifinales de la Copa, que se jugarán entre el 6 y el 13 de julio, donde están permitidos cinco cambios en la lista de 30.

Así las cosas, Boca podrá reemplazar a tres jugadores para esta fase, por jugadores libres por falta de pago (tendrá que buscar en los clubes que no están pagando sueldos a sus futbolistas) o, en todo caso, suplantar a Rodrigo Bentancur, que está lesionado, o a Alexis Rolín, que se irá del club, por algunos juveniles que ya están en el plantel y no integran la Lista de Buena Fe, como los casos de Nicolás Benegas y Julián Chicco, entre otros. Todo un problema para los sueños del Mellizo.
      Embed


Comentarios Facebook