martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Boxeo
04 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El día que Muhammad Alí comió un choripán en Lanús

Federico Lamas
0
Comentarios
Por Federico Lamas


DIARIO POPULAR habló con Carlos Spadone, uno de los anfitriones de Cassius Clay cuando el campeón visitó la Argentina. Repasá en esta nota la historia del breve paso del boxeador por el país

El día que Muhammad Alí comió un choripán en Lanús
Foto:

      Embed
Fue una visita exprés. A mediados de noviembre de 1971, Muhammad Alí llegó al país para una exhibición contratado por la Unión Obrera Metalúrgica y Canal 9. En menos de 48 horas, el boxeador peleó, conoció el conurbano y se animó a un asado en Lanús.

DIARIO POPULAR habló con uno de los protagonistas de la cena, Carlos Spadone, actual presidente de la Cámara Argentino-china, que desde el país asiático rememoró ese viaje: "Lo fui a buscar a Ezeiza. Fue un viaje rápido para que haga una exhibición de boxeo en Atlanta". El rival de turno durante cinco rounds fue el marplatense Miguel Ángel Páez, quien un año más tarde perdería por knocaut ante George Foreman. Luego de la pelea, según rememora el empresario, lo llevó "a comer a Lanús".

      Embed
banner
Foto: El Gráfico.

La revista El Gráfico retrato el momento. Junto Alí se encontraban el sindicalista Lorenzo Miguel y el Secretario General de la CGT, José Ignacio Rucci. El epígrafe lo marca como "el quincho de la cordialidad", pero el recinto no era más ni menos que una fábrica del propio Spadone: "Después de la exhibición hicimos un asado. Lo llevé hasta la Avenida Pavón 5358. Ahí yo hacía las 'kelinda' que era como una especie de lana de acero. Éramos casi 100 personas".

LEA MÁS:

      Embed

Si bien durante su estadía en la Argentina se hospedó en el Alvear Palace Hotel de Recoleta, el boxeador conoció el Conurbano y, según Spadone, se animó a las carnes: "Empezamos a comer y le gustó el vino. También comió chorizo. Se reía porque él era mahometano (sic) entonces tenía duda entre comerlo o no. Pero se animó y se comió un choripán".

A su vez, el testigo de la cena deslizó la posibilidad sobre una supuesta noche de pasión entre el estadounidense y una argentina: "Me preguntó por una morocha y la convencí yo. Le dije que le diga al novio que salía con Cassius Clay (sic), total no le iba a creer nadie"

Con menos de 48 horas en el país, la travesía del boxeador se completó entre despedidas y agradecimientos por la visita. Spadone sostiene que le hizo un regalo: "Le di una estampita de San Benito de Palermo. Y él se quedó porque es un santo negro. Entonces me dijo ¿ustedes los cristianos tienen santos así? Si, le dije. Y se fue".

      Embed

Comentarios Facebook