Es uno de los delitos más comunes, junto con los robos y las usurpaciones. La simulación de plataformas de streaming, entre las preferidas por los cibercriminales que envían correos fraudulentos.

Los robos a través de las redes sociales son cada vez más frecuentes, tan es así que un reciente informe reveló que en lo que va del 2024 se produjeron unas 1290 estafas con esa modalidad, lo que significó engaños por millones de pesos.

De acuerdo al nuevo Informe de Inseguridad y Violencia para la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires; desarrollado por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia de la Consultora Javier Miglino y Asociados, las zonas más afectadas fueron Lomas de Zamora, La Matanza, Quilmes, San Isidro, Morón, Moreno y San Martín.

En el documento quedó acreditado que en los tres meses de 2024 se han producido más de 1.290 estafas a través de las redes sociales; especialmente Marketplace de Facebook y WhatsApp, convirtiéndose en uno de los tres delitos más cometidos, junto con los robos y las usurpaciones en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense.

Otro de los rubros en los que se registraron grandes robos a través de las ventas online, fue el de la ropa. En ese sentido, el abogado experto en Seguridad y Director de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino, aseguró: "hubo unas 480 estafas con un daño patrimonial para la gente, en especial chicas, del orden de los 50 millones de pesos".

Asimismo, detalló que "hace un par de días los investigadores judiciales alertaron a Defendamos Buenos Aires sobre una nueva estafa que se perpetra a través de internet y toma como punto de referencia la contratación de servicios de streaming de Netflix. La plataforma de streaming es suplantada por cibercriminales que falsifican su identidad para comunicarse con los clientes de la empresa a través de correos fraudulentos en los que les solicitan los datos bancarios. La excusa para ello es una actualización en los datos de pago".

"Los contacto no provienen de Netflix sino de bandas de estafadores colombianos y venezolanos que operan en el país y que ya han estafado con alquileres falsos en el pasado", continuó.

Sobre esa misma línea, el especialista aseveró que "los delincuentes envían correos electrónicos a todos los clientes que tienen disponibles en base a trabajos previos de rastreo en las redes sociales e incluso haciendo falsas promociones en vía pública del tipo: ‘¿tienes Netflix y quieres un descuento?. Pues contáctanos’. Obviamente solo cae una porción mínima de personas pero las que caen son suficientes como para dar un importante y millonario botín porque en el correo se indica que es necesario actualizar los datos de pago, porque, si no, la suscripción no se renovará. A partir de ese momento el delincuente accede a la billetera virtual de la víctima e incluso a los plazos fijos o cajas de ahorro que tenga, en dólares y en pesos y se lleva absolutamente todo".

"Si llegan mensajes del tipo: ‘Último recordatorio antes del cierre de la cuenta’ o ‘Netflix: Suspensión de su cuenta’; nunca contestar. Simplemente es necesario hacer dos cosas: o bien dejar de lado la notificación porque es abiertamente falsa o comunicarse con un operador de Netflix en forma directa", continuó.

No obstante, está no es la única estafa a la que deben enfrentarse los cibernautas. Es que según detalló Miglino, "durante este año 2024 proliferan las estafas de todo tipo, desde cuentos del tío que dejaron sin los ahorros de toda la vida a un enorme grupo de jubilados a alquileres falsos en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense, venta de paquetes y pasajes turísticos en agencias de turismo que solo se dedicaban al saqueo y fundamentalmente ventas por Internet y por las redes sociales".

"Incluso aquellos que quisieron salvar algo frente a la temible inflación, comprando algún tipo de producto como un televisor nuevo, fueron timados porque surgieron cientos de agencias de venta por Marketplace y similares que se encargaban de ofrecer desde computadoras y tablets a teléfonos celulares, televisores, lavarropas, heladeras y muebles y en realidad solo estafaban. Porque luego de un par de contactos y de haber hecho el depósito de dinero, simplemente desaparecían", agregó.

Finalmente, Miglino concluyó planteando que "siempre son las mismas formas, porque tal vez se trata de las mismas bandas, que ante la ausencia de detenciones, operan con total impunidad. Le sacan un promedio de 100 mil pesos a cada damnificado y hacen una verdadera fortuna".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados