A raíz de una huelga entre 1876 y 1888, la zona porteña mediante una movida separatista de un grupo de genoveses buscó la independencia del resto de los barrios en una ciudad que todavía se estaba formando.

La Boca es un barrio con una identidad propia tan fuerte que muchos de los que pasaron por sus calles, ya sea como turistas o habitantes, aseguran que se sintieron en un lugar único y que se puede emparentar a cualquier país o a ninguno en particular. Y esta característica viene de mucho tiempo atrás ya que en algún momento de su historia el barrio de La Boca fue una República.

Sí, si bien no queda claro aún cuando se dio, los historiadores coinciden que entre los años 1876 y 1888 el barrio se independizó y fue declarada como República Independiente de La Boca.

A la hora de hablar de los motivos que llevaron a esa decisión, se habla de un conflicto laboral que desembocó en una prolongada huelga y dio pie a que un grupo de extremistas genoveses declararan la República Independiente de La Boca y le mandaron un mensaje al Rey de Italia para notificarlo de la decisión.

Según los medios de la época, el movimiento “independentista” fue tan fuerte que hasta izaron su propia bandera, que superponía a la superficie albiceleste el escudo con la cruz blanca de los Savoia y tenía además un gorro frigio que posiblemente simbolizara el republicanismo del flamante estado.

Entre las crónicas de la época que hablan de la “independencia” del barrio, se encuentra la del italiano Ignacio Weiss quien en su libro "La República della Bocca e i primi genovesi", cuenta que todo pasó en 1876 cuando un grupo de ciudadanos boquenses inició un movimiento separatista de carácter político-electoral para reclamar la autonomía administrativa de La Boca (que por entonces dependía municipalmente del Concejo Deliberante y electoralmente del Colegio de San Telmo).

Pero este grupo parece ser de los moderados ya que a ellos se les unió otra agrupación más drástica que se proponía convertir al barrio en República Independiente a fin de que los ‘ciudadanos‘ no se entrometieran en los asuntos boquenses.

Tal fue la fuerza del movimiento que el mismísimo Julio A. Roca (entonces Presidente de la Nación Argentina) tuvo que ir en persona al barrio para arreglar el conflicto sindical y abortar la idea de independizarse.

Se cuenta que fue tal la impronta de Roca que al día siguiente los genoveses bautizaron con el nombre del Presidente una de las principales calles del barrio. Esta versión también tiene su lado B ya que el periodista Blas Vidal en sus crónicas no menciona al General Roca sino al caudillo boquense Pepe Fernández como artífice de la solución del conflicto.

Pasó más de un siglo de aquel acontecimiento y aún hoy los historiadores no logran ponerse de acuerdo en cómo pasó y qué pasó. Lo que sí aseguran todos es que el movimiento existió. Según cuenta Rubén Granara Insua, presidente de la Fundación Museo Histórico de La Boca, “si bien no hay registros oficiales ni tampoco un comunicado de Italia, algo debió haber ocurrido en el barrio”.

En una de sus publicaciones titulada “Opúsculo La República de La Boca ” cita un artículo del periodista Blas Vidal del año 1904 y cuenta que un grupo de vecinos constituyó un “Comité de Defensa” para reclamar por la autonomía de La Boca en el año 1876.

Lo cierto es que más allá de que no se pongan de acuerdo los historiadores, la realidad es que de generación en generación el reclamo “independentista” de la Boca fue pasando.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados