El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) aprobó la pelea de este viernes entre el mexicano Oscar Valdez y el brasileño Robson Conceicao, pese al doping positivo del primero.

Se sabe, el CMBacaba de autorizar un título mundialde su organismo (el superpluma) pese a que uno de los dos boxeadores (justo el campeón) dio doping positivo.

Oscar Valdez, mexicano, invicto (29-0-0, 23 KO), campeón mundial superpluma del CMB y ex pluma OMB (venció por KOT 2 a nuestro Matías “La Cobrita” Rueda por ese título), es uno de los mejores boxeadores libra por libra del momento, quizás top ten.

Este viernes defiende su corona en Tucson, Arizona (ESPN a partir de las 18:30), ante el brasileño Robson Conceicao, un vencedor suyo en el amateurismo por la final del Panamericano de México 2009, que marcha invicto como rentado con 16-0-0, 8 KO y tiene 32 años. O sea, peleón.

Además, organiza Top Rank, está todo armado, no se la iban a perder.

Hace poco se conoció que en las muestras A y B de una prueba antidopaje realizada al mexicano por la VADA (Asociación Antidopaje Voluntaria) el 13 de agosto, esta dio positiva de fentermina, una droga que inhibe el apetito y que está dentro de las consideradas sustancias prohibidas.

Acá y en la China es pérdida del título, suspensión de licencia y cancelación del combate.

Sin embargo, el CMB a través de su presidente Mauricio Sulaimán, pese a sus Programas de “Boxeo Limpio” y todo lo que se pregona acerca de este tema en los que se consideran pioneros (NdeR: sin ir más lejos, en la década del ’70 le quitaron el título mediano del CMB a Carlos Monzón por negarse a efectuar el novedoso control), hizo la vista gorda y autorizó la pelea.

Eso sí; se decidió hacer un “seguimiento estricto” al boxeador por un año, pruebas aleatorias en los próximos meses, control de peso, y en caso de fallar, será suspendido por “tiempo indefinido” y se le retirará la corona. O sea, chas-chas en la cola y a la cama sin postre.

Valdez se cansó de repetir que nunca tuvo episodios similares, que lo único que se le ocurre pudo haber generado eso fue un té de yuyos que tomó, que está a favor del boxeo limpio, y además que la fentermina no posee efectos ventajosos documentados que mejoren el rendimiento deportivo, algo que fue usado por el propio Sulaimán como argumento.

Es más; el pope azteca recalcó que no se puede aplicar una misma regla para todos, que hay que analizar caso por caso, y que el de Valdez posee todas estas particularidades y no fue malintencionado, ni con el fin de sacar ventajas. La pregunta es por qué entonces la fentermina está prohibida por la VADA.

Todo bien con Valdez y con la pelea. Alguna vez se blanqueará esto y legalizará, que es más sencillo que instrumentar ingeniosos métodos para violar controles, como uno se da cuenta que sucede en tantísimos deportes.

El problema es el doble discurso del CMB. Pregonar una cosa, hacer otra. Si conviene aplicamos, si no conviene no y cambiamos el discurso.

Recuérdese que por similares razones (Clembuterol) al Canelo Álvarez le dieron 6 meses de “suspensión” que necesitaba para redondear su preparación para la revancha ante Golovkin en 2018. Molesta la careteada, la hipocresía, el cinismo. Y de última, si no habrá homogeneidad en las reglas, que al menos sean justas y honestas, sin privilegios ni preferencias por nacionalidad, negocios o política.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados