Los restos pertenecen a un cachorro de león cavernario de entre 1 y 2 meses de edad. El pelaje, los colmillos y órganos del animal prehistórico están intactos

En el noreste de Siberia, en una región muy próxima al Polo Norte, el permafrost mantuvo congelados durante 28.000 años los restos mejor conservados de un animal prehistórico, de la Edad de Hielo (la más reciente se inició hace 110,000 años y terminó hace cerca de 10,000).

Se trata de una cría de leónde las cavernas, los últimos de esta índole hallados en territorio ruso hasta la fecha. Bautizada Sparta, es una de las dos "momias congeladas bien conservadas" de esta especie que fueron desenterradas en la cuenca del río Indiguirka en los años 2017 y y 2018, según informó el jueves la revista Quaternary.

Los dos cachorros de león de las cavernas -especie que se extinguió desde hace más de 10.000 años- yacían tan cerca el uno del otro y en condiciones tan similares, que los investigadores creyeron en un primer momento que pertenecían a una misma camada. Sin embargo, la datación por radiocarbono puso al descubierto que había una diferencia entre ambos que ronda los 15.500 años, de tal forma que el ejemplar más antiguo —el primero en ser encontrado— murió hace aproximadamente 44.500 años. Gracias a una tomografía, se comprobó que se trataba de un macho y lo bautizaron Boris.

Embed

Sparta, una cachorra casi intacta

La cría más moderna y mejor conservada vieron que era hembra y le pusieron el nombre de Sparta. Su pelaje está casi intacto, al igual que sus dientes, piel, tejidos blandos y órganos. De hecho, la esperanza de los científicos de poder extraer algún material genético de las crías que sea apto para reproducirlo se centran en ella.

Tomografía de la momia de Sparta con el útero marcado (1), el plano general de la momia (2) y detalle de la cabeza (3)

Tomografia leon de las cavernas.jpg
Tomografía de la momia de Sparta con el útero marcado (1), el plano general de la momia (2) y detalle de la cabeza (3)

Tomografía de la momia de Sparta con el útero marcado (1), el plano general de la momia (2) y detalle de la cabeza (3)

"No sabemos cuándo nacieron Sparta y Boris, pero, probablemente, en verano (u otoño), siendo lo más probable que murieran cuando tenían entre 1 y 2 meses de edad, en su guarida, bajo la nieve o la tierra", precisan los investigadores. Esto podría explicar por qué los depredadores y carroñeros no encontraron sus cuerpos.

Los investigadores compararon el pelaje de los especímenes cavernarios con el de las crías los leones africanos de la actualidad y constataron que eran muy parecidos, salvo en una cosa: la capa interna de pelo era más larga y espesa hace miles de años, lo que permitía a estos animales adaptarse mejor a las condiciones del norte extremo.

En cuanto al patrón de coloración de la cabeza, fue comparado con los dibujos que representan a los leones de las cavernas adultos en la cueva Chauvet (Francia), dejados allí por la población prehistórica de Europa, y también vieron que guardaban bastantes similitudes.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados