Según un equipo internacional de científicos los roedores tenían menos colesterol, menos incidencia al cáncer y podían correr más rápido.

Un equipo internacional de científicos logró prolongar la esperanza de vida de ratones de laboratorio en un promedio de hasta el 23 %, avance que esperan se pueda replicar en humanos, según un estudio publicado en la revista Nature Communications.

En el organismo de 250 ratones, los responsables de la investigación aumentaron el nivel de la proteína conocida como SIRT6. Dicha proteína normalmente disminuye con el envejecimiento, logrando resultados increíbles. "Los cambios que vimos en los ratones podrían ser trasladables a los humanos, de ser así sería emocionante", afirmó el autor principal del estudio, Haim Cohen, profesor de la Universidad de Bar-Ilan, en Israel. En el marco del estudio, se observó que los ratones machos y hembras vivían respectivamente un 30% y un 15% más que los ejemplares del grupo de control.

"Si las personas recibieran un incremento del nivel de proteínas que controlan la tasa de envejecimiento saludable, la esperanza de vida humana promedio podría llegar hasta casi los 120 años", sugirió Cohen.

image.png
El equipo internacional de científicos que integra Haim Cohen logró prolongar la esperanza de vida de ratones

El equipo internacional de científicos que integra Haim Cohen logró prolongar la esperanza de vida de ratones

Al evaluar las razones de ello, los científicos notaron que un síntoma del envejecimiento es la pérdida de la capacidad de la SIRT6 para extraer energía de las grasas y el ácido láctico, mientras que los animales con altos niveles de la proteína podían obtener fácilmente energía de esas fuentes a pesar de su avanzada edad. Además, esos roedores tenían menos colesterol, menos incidencia de cáncer y podían correr más rápido.

"Este descubrimiento muestra que la SIRT6 controla la tasa de envejecimiento saludable, y esto indica que impulsar su actividad podría potencialmente retrasar el envejecimiento", dijo Cohen. Sin embargo, señaló que en la actualidad no existen las herramientas necesarias para implementar esa tecnología en los humanos.

Una de las formas más fáciles para aumentar los niveles de esa proteína en ratones sería modificando genéticamente a esos animales, mientras que en humanos se necesitarían medicamentos. Por esta razón Haim Cohen y sus colaboradores trabajan en la identificación de fármacos que permitan elevar de forma segura esa proteína en nuestro organismo, un objetivo que creen que podrían lograr en los próximos dos o tres años.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados