Era algo que se esperaba, pero no por ello los principales escuderos de la gobernadora María Eugenia Vidal mostraron su resignación respecto del tema, ahora se concentraran que el escalo sea lo menos impactante posible en el equilibrio que también se busca en la provincia de Buenos Aries.

Era algo que se esperaba, pero no por ello los principales escuderos de la gobernadora María Eugenia Vidal mostraron su resignación respecto del tema, ahora se concentraran que el escalo sea lo menos impactante posible en el equilibrio que también se busca en la provincia de Buenos Aries. El jefe de Gabinete de Ministros de Vidal, Federico Salvia, desde un primer momento trató de buscar el número final que se podía hacer frente desde provincia para que el Gobierno Nacional deje de financiar servicios que se despliegan en el territorio; eran cuatro ejes o dos grandes temas, y, sin lugar a dudas, un agujero sin fin, el subsidio al transporte que no termina de ser cuantificado exactamente.

Fue el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, quien ratificó que hay acuerdo con los gobernadores para que la política de subsidios así como la fijación de las tarifas de AYSA, de Edenor y Edesur, y del transporte de pasajeros interurbano del ámbito metropolitano pasen al control de los Gobiernos de la Ciudad Autónoma y de la provincia de Buenos Aires a partir del 1 de enero de 2019.

Así se desprende de la última versión de la adenda fiscal a la que el propio ministro dio lectura durante la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda a la que concurre para defender el proyecto de Presupuesto 2019.

Por un lado, se definió que a partir de esa fecha la provincia y la ciudad de Buenos Aires ‘participarán de la financiación de la tarifa social del servicio de AYSA’.

En segundo lugar, ‘cada jurisdicción definirá la tarifa eléctrica diferencial en función de las condiciones socioeconómicas de los usuarios residenciales’, dando así ‘plena autonomía’ a las provincias en lo que respecta a la política tarifaria.

En tercer término, ‘las provincias y la ciudad definirán las compensaciones y/o subsidios al transporte de pasajeros automotor en el ámbito de sus respectivas jurisdicciones’.

A los funcionarios provinciales nunca los desveló el traspaso de los subsidios a Edenor, Edesur y AYSA y hasta parece un acto de justicia, incluso allí hay otros problemas que los desvela mucho más, tal como resulta el tema de los controles que también va a empezar a realizar la provincia, si en definitiva va a ser la que pone la plata.

La ‘plena autonomía’ que estaría teniendo la jurisdicción provincial ya tomó nota incluso, específicamente, de la situación de Edesur en relación a las inversiones que la empresa está retrasando y desde los controles hoy nacionales no están siendo lo ‘estricto’ que deberían, llegaron a deslizar.

Pero estas cuestiones serían todas conversables, deslizan quienes ya realizan los primeros bosquejos del presupuesto provincial, el punto que desvela es hasta dónde la provincia se hará ‘cargo’ del subsidio al transporte que en principio se cuantifica en 25 mil millones de pesos.

Por ello, muchos consejeros entienden que hay que cuantificar en detalle lo que significa hacerse cargo de las distribuidoras de energía eléctrica y de AYSA y luego encarar una negociación escalonada para evaluar cuánto de esos 25 mil millones que significa el transporte poder asumir en 2019. Atento que ubican por allí la suma total que estaría disponible para afrontar estos ‘nuevos gastos’.

De todas formas y más allá de los montos duros, en la provincia buscan un porcentaje presupuestario que se ubique entre el 3 y el 5 % del Presupuesto General de Gastos y Recursos, para afrontar las nuevas ‘pérdidas’, donde está el Fondo Solidario Federal y los subsidios a servicios. Un Presupuesto que seguramente perforará los 700 mil millones de pesos.

Comedores escolares

El Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires explicó los lineamientos de un proyecto de Ley para que el Servicio Alimentario Escolar (SAE) pase a ser administrado por los municipios y de esta forma se descentralizar los recursos y se establece por ley un órgano de control para la ejecución de esos recursos.

‘La idea central es que lo administren los municipios al servicio escolar, darle jerarquía de ley a la asistencia, y una vez implementado, crear un organismo de control de la ejecución de los recursos integrado por un miembro del Ejecutivo local y concejales de la oposición quienes fiscalizarán cada ejecución’, explicaron los integrantes del equipo de educación del Frente Renovador.

Además del diputado Pablo Garate, vicepresidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, formaron parte de la presentación de la iniciativa el concejal platense y titular del Observatorio de Calidad Educativa Luciano Sanguinetti y Luciana Padulo una de las dos Consejera Superior de Educación que tiene esta fuerza política en ese organismo.

La iniciativa estipula que los montos per cápita de cada niño o niña se actualizarán de acuerdo a los índices del INDEC con un régimen trimestral, entre otras cuestiones.

En la provincia de Buenos Aires más de 1,8 millones de niños y niñas, la mayoría de los sectores vulnerables, se alimentan en la escuela. Esto confirma que el comedor escolar es un factor de atracción y retención de alumnos. Se observa entonces que 6 de cada 10 chicos que asisten a un establecimiento educativo lo hacen en una escuela pública estatal provincial y 7 de cada 10 de esos chicos reciben al menos algún tipo de alimentos; 2 de cada 10 de esos chicos el SAE le significa el almuerzo del día, es decir, comen en la escuela pública según datos que sirvieron para confeccionar el proyecto de Ley.

Los impulsores del proyecto no desconocen que en la provincia de Buenos Aires existe un plan piloto se transfirió la administración del SAE directamente a los gobiernos municipales. La prueba está funcionando; y bastante bien, según evalúan en municipios y en el ministerio que conduce Santiago López Medrano, el de Desarrollo Social. Muchos de los distritos que avanzaron en la ‘municipalización’ de la administración del SAE son del conurbano, tal como San Miguel, Tres de Febrero, Lanús, Vicente López, Hurlingham, Escobar, Almirante Brown, San Isidro, José C. Paz, Pilar, Ezeiza, La Plata, Morón, Campana, Lomas de Zamora, Berisso, Quilmes. Solamente los distrito de Olavarría, Junín y Pinamar no son de la gran urbe, 3 en 20.

De hecho tras la presentación pública que se realizó en la legislatura provincial muchos especularon con una jugada a dos bandas, del oficialismo y una de las patas opositores que resulta necesaria a la hora de avanzar legislativamente con el tema. Así la cosa puede que vaya en serio en sacar de los Consejos Escolares la administración de los fondos del SAE.

Hospital Posadas

Las protestas en el Hospital Posadas por la reducción de personal reavivaron la polémica por la participación que en su administración tuvieron referentes del anterior gobierno comunal en Morón.

La discusión se volvió más caliente a partir de las declaraciones del ex intendente Lucas Ghi, que ya se postuló como candidato a intendente por Nuevo Encuentro, representando a Unidad Ciudadana Morón para 2019.

En las redes sociales, Ghi expresó su acompañamiento a ‘los trabajadores y trabajadoras de la salud del Hospital Posadas que vienen denunciando el vaciamiento de cada uno de los servicios’.

Y denunció que ‘el Gobierno avanzó con nuevos despidos de reconocidos profesionales y de personal con una gran trayectoria. Esto significa menos prestaciones y menos calidad sanitaria para garantizar la atención de los pacientes que hoy se ve seriamente afectada’.

Sus dichos desataron la polémica. Si bien en lo formal el Hospital Posadas depende de la Secretaría de Salud nacional, la influencia del poder local parece que se hace sentir en muchas de las decisiones que se toman respecto del organismo de salud

Al parecer, con el paraguas político del ex intendente Martín Sabbatella, muchos de sus colaboradores, como el actual concejal Diego Spina y los ex secretarios Andrés Rodríguez y José María Vittorio, ocuparon diversas direcciones de ese centro asistencial, hasta que el gobierno nacional decidió retomar la conducción.

A través de las redes sociales la polémica toma otro cariz. Por caso, el concejal moronense por Cambiemos, Emiliano Catena, no dudo en sostener ‘Lucas Ghi se preocupa por el Hospital Posadas. Por ahí, ahora, explica los hechos de corrupción de la gestión de uno de sus jefes, Diego Spina. Falta patrimonio y se dilapidaron fondos. Háganse cargo’, acusó Catena.

Unidad

Un importante sector de la UCR de Quilmes respaldó al intendente de Quilmes, Martiniano Molina, y se dispone a cerrar filas con él de cara a su reelección como jefe comunal de ese distrito en 2019.

El apoyo del radicalismo se produjo durante la inauguración de una local partidario ubicado en avenida Amoedo y Manuel Quintana, en Quilmes Oeste, donde Molina fue el orador principal del acto organizado por la agrupación Radicales por Cambiemos.

La foto muestra a al intendente, Martiano Molina y a los dirigentes radicales Ariel Domene y Fernando Geronés. No se lo ve por el lugar al diputado radical y ex secretario de gobierno de la gestión local de Cambiemos Fernando Pérez.

Sucede que el radicalismo de la provincia de Buenos Aries está tratando de cerrar una lista de unidad en la provincia de Buenos Aires detrás de la candidatura a presidente del Comité Central del vicegobernador Daniel Salvador, algo que se ve con muy buenos ojos desde el sillón de Dardo Rocha; ambas cosas se ven con buenos ojos, la unidad y la comandancia de Salvador.

No obstante, las conversaciones seguirán hasta el viernes, cuando vence el plazo formal para las presentaciones de los candidatos, incluso de la posible lista única o eventualmente de aquellas que pudieran competir.

Es que el diputado y referente radical de Quilmes, Fernando Pérez es la referencia en la zona sur del conurbano del intendente de San Isidro Gustavo Posse, que estaría una vez más amagando a ir por esa conducción partidaria o una parte importante de la misma.

De todas formas, habría que apuntar un detalle aquí, que en el lanzamiento del Foro del Cambio en La Matanza, los ‘sin tierra’ de Cambiemos, exactamente en la localidad de Virrey del Pino, el salvadorismo estuvo representado en la cabecera de esa reunión por Pablo Dominichini, referente radical de Esteban Echeverría y aliado histórico de Pérez en la región sur.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados