Que se retira, que vuelve, que se retira. Que come, pero quiere adelgazar. Que entrena, pero funde biela. Que quiere ser promotor, ¿o no? ¿Cuáles son los verdaderos motivos en las decisiones del Chino Maidana, hoy definitivamente retirado del boxeo y radicado en el país, tras abandonar la concentración en Las Vegas, donde se preparaba para reaparecer en agosto? POPULAR, le consultó en exclusiva toda la verdad

El hombre de pocas palabras, con POPULAR se confesó. Libre, abierto. Casi locuaz. Sincero. Así sonaron sus palabras en la casa de ropa que lo viste (Agustino Florenzia) que tuvo la gentileza de ser el anfitrión de esta entrevista, gracias a la intermediación de su dueño, Gustavo Arce.

Difícil explicar tantas marchas y contramarchas. Pero más lo es que jamás le hayamos creído, ni cuando dijo que se retiraba hace 5 años, ni hace unas semanas, cuando habló de su retorno para terminar peleando contra Manny Pacquiao. ¿Y ahora? ¿Ahora que vuelve a bajarse del proyecto, supuestamente para siempre?

Le descreemos no porque mienta, sino porque está atrapado en los laberintos de la historia de todos los púgiles.

Él no miente. Repite sin darse cuenta las máximas que se crearon en torno a las experiencias de las grandes figuras, que se retiran en su apogeo y reaparecen en su ocaso (físico, de gloria, o de plata), y luego, o fracasan, o desisten de hacerlo ante el choque con la realidad. Por eso acertamos; por historia.

Vuelve tentado por los dólares –escondidos tras la idea del recupero de la gloria, del ego, del reto boxístico-; se vuelve a retirar porque no le cumplen -¿el qué no le cumplen si no es la plata?-; reclama un dinero que “se quedó por el camino”; desconfía; duda. Y ni él sabe qué pasará si vuelven a tentarlo, aunque hoy jure y perjure que “jamás” volverá.

La repercusión de la noticia de su repentino retiro de la actividad (tras su intentona de volver a pelear), y las declaraciones controversiales, imponían la consulta personal. ¿Cuáles fueron los verdaderos motivos de esta decisión de bajarse definitivamente? ¿Necesita plata él, o quién?

-No me cierran los motivos que das respecto de tu repentino retiro definitivo. Hablás de “cosas que no te gustaron, o no te cumplieron”. ¿Qué cosas?

Cosas. Palabras.

-¿Tiene que ver con lo económico? Porque si es eso, todavía no llegó el momento de la pelea. ¿Qué cosas pueden no cumplirte?

Sí, es por lo económico. Gastos de entrenamientos, y esas cosas.

Maidana 1.jpg

-¿Pero esto está firmado en el contrato?

No, en el contrato no, pero es de palabra. Ellos dijeron que se iban a hacer cargo de eso, gastos de entrenamientos, vitaminas, etc., y lo estoy poniendo de mi bolsillo.

-Yo tengo entendido que te habían adelantado una plata. Que te habían depositado.

Sí, me depositaron algo… Me dieron 10.000 una vez… Después otros… 10, creo.

-Son 50.000 U$ en total. Tengo entendido.

Fueron 30, creo, y después me hicieron otro depósito más, pero no sé de cuánto. Ni me fijé. Pero eran 150.000 dólares lo que me habían dicho que me iban a dar. Y si bien yo no necesito plata, a mí lo que más me pesa es la palabra. Además tengo que pagarle a mi gente, a mis entrenadores, preparador físico, todo. Y la estoy poniendo de mi bolsillo.

-Bueno, pero, a ver… Ellos también pueden pensar: “A éste le dimos 50.000 U$ y todavía no peleó. No sabemos si lo va a hacer, ni cómo lo va a hacer. Paremos un poco y veamos qué pasa”.

Sí, claro, está bien. Ellos seguro pensaron eso. Es cierto. Pero por eso, si no hay confianza, yo prefiero dejar todo así.

Maidana y Nigrelli.jpg

-Hay algo que no entiendo. Vos no necesitás plata. ¿Por qué intentaste volver entonces y hacer todo este sacrificio, para después tirar todo por la borda?

No es que sea un sacrificio, para nada. A mí el sacrificio me gusta, aunque se dijeron un montón de barbaridades. Yo plata no necesito. Todo empezó como un juego con esas declaraciones que hice desafiando a Mayweather, que era todo verso. Pero después fue en serio. Y eran 15 millones de dólares en total y la posibilidad de pelear contra Pacquiao, que eso era lo que me gustaba. A mí en realidad lo que me tentaba era el desafío deportivo contra Pacqiuao, por eso acepté. (NdeR: la oferta era por tres peleas: la 1ª por 1,5 palos verdes, la 2ª por 3 y la 3ª por 10, siempre y cuando ganara).

-Sin embargo todo se cayó por la plata. Eso es lo que no me cierra. Digo, rompiste tu retiro por un desafío boxístico. Sin concretarlo, te volvés a retirar por razones de incumplimiento, o confianza. Pero siempre en el fondo está el dinero. Y no olvidar que en el medio hubo un reclamo por el tema de los guantes en la pelea contra Mayweather, con esos 500.000 dólares que según te dijeron, “quedaron en el camino”.

La plata está siempre porque eso hace a la confianza. Y uno tiene gastos, porque todos te cobran. Hubo además porcentajes que no se pagaron y no se cumplieron (a “Pileta”, mi primo y entrenador. -NdeR: “Pileta” es Gustavo Gómez Maidana-). Uno va juntando y se da cuenta que hay cosas que cambiaron. De lo de los guantes no quiero hablar, porque no tengo pruebas.

-¿Pero la fuente es creíble, cercana, confiable?

Sí, sí, es confiable. Pero no hay pruebas porque esas cosas se hacen en negro. Había 2 palos y me dieron 1 y medio.

-Igual fue un dinero que ganaste de la nada.

Pero es el hecho lo que me molesta. Tendría que poner un abogado para que investigue todo.

-No es fácil hacer esas operaciones en negro. Bancarizarlo deja rastros. Un maletín es riesgoso y a la vez incomprobable. Cualquiera puede decir eso con el afán de ensuciar.

Yo no voy a ensuciar a nadie así porque sí, por eso no nombro a nadie. Pero si lo digo es porque me lo contaron posta.

-Cambiando el tema, ¿lo de Acero Cali y el desafío que te hizo, te interesa?

No, lo de Acero Cali no, la verdad, no me interesa. No me gusta ese tipo de peleas, por más plata que haya. Eso no.

-¿Y si vuelven a la carga con otra buena oferta boxística?

Tampoco. No peleo más, esa es la verdad. Voy a seguir entrenando y moviéndome, eso sí, porque no me gustó verme como me vi en este último tiempo.

Maidana 2.jpg

-¿Te desgastó el entrenamiento, esas escaleras infinitas que te hicieron subir, que vimos por Internet, donde se te veía exhausto? ¿Llegaste a guantear con algún sparring y sentiste los golpes?

No, nada que ver. Dijeron que no me la bancaba (risas). Yo a entrenar estoy acostumbrado. Y ni llegué a guantear con ningún sparring, se dijeron muchas pavadas. No llegué a guantear con nadie, esa es la verdad.

-¿Retomás lo de tu promotora Chino Maidana Promotions?

Sí, me voy a dedicar a eso. A apoyar a mi hermano y a algunos chicos para que vayan a pelear al exterior y se traigan unos manguitos.

-En la primera velada que organizaste te fue mal. Digo, en la de enero, en Mar del Plata.

Sí, pero ya sabíamos, porque había que invertir. Pero la velada fue buena.

-Sí, boxísticamente sí. Para la gente sí, para vos no. Se perdió plata, ¿o no?

Y sí.

-Y la pusiste vos.

La pusimos en parte con mi socio, José Jaita, que además es mi sponsor de la marca Hueso de Perro (HDP). Pero perdimos porque la intendencia de Mar del Plata tenía que poner una plata y al final no la puso.

-El problema es que te perdieron todos tus boxeadores. Y los que firmaste después, son “medio pelo”, es decir, ganan y pierden, no están para figuras.

Bueno, pero voy a ver quiénes se acercan. Con Eniz (Jonathan) se puede hacer algo. Después por ahí firmamos con este chico Verón (Luis), y los que se vayan acercando.

-¿Seguís teniendo la TV?

Y, no hablamos más con FOX. No lo sé. Pero quizás lo hagamos con la TV Pública. Estás bien informado vos, Nigrelli.

-La información llega por todos lados y nunca sabemos cuál es real y cuál falsa.

Bueno, entonces déjame tu celu y estemos en contacto, que yo cuando sea te voy a aclarar lo que necesites.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados