Con una dilatada carrera académica, encabeza la nómina de Facundo Manes en la Tercera Sección bonaerense. "Veo un radicalismo que unido y encolumnado en la provincia", sostiene.

Pablo Domenichini aúna características poco comunes en la política: tiene una dilatada carrera académica y un perfil técnico muy nítido dentro del mundo de la educación (es rector de la Universidad Nacional Guillermo Brown-UNAB y ocupó la secretaría de Políticas Universitarias durante el macrismo) y al mismo tiempo aquilata una trayectoria como dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) provincial que lo llevó a los más altos cargos partidarios. Por lo común de bajo perfil, esta vez le tocó estrenar la camiseta de precandidato a diputado en la provincia de Buenos Aires, encabezando la lista de Facundo Manes en la Tercera sección electoral.

-¿Cómo va la campaña?

-Venimos de menos a más. Con muy buena llegada a la gente. Hemos crecido en los últimos días en presencia en la vía pública y en redes sociales. Estamos entusiasmados con lo que se va generando. Y también hay mucha mística militante en el territorio.

Domenichini.jpg
Domenichini abandonó el perfil bajo para jugar fuerte en las Primarias junto a Manes en la Provincia.

Domenichini abandonó el perfil bajo para jugar fuerte en las Primarias junto a Manes en la Provincia.

-¿Cuál es el clima de convivencia hoy en Juntos luego de los chispazos iniciales? Recordemos los temores de Manes con respecto a la financiación de la campaña y las críticas de Elisa Carrió a Facundo.

-El clima es bueno. Cada uno está centrado en poder transmitir su mensaje, propuestas y contenido y lo que se expresa en la decisión de estar dando esta discusión y yendo a las PASO dentro de Juntos. Cada espacio está en ese tramo de la campaña que tiene que ver con acercarse al vecino y trasladarle las propuestas, con explicarle el porqué del voto. Y claramente, después del 12 de septiembre estaremos todos juntos para dar la pelea de fondo que es derrotar al kirchnerismo en la provincia.

-¿Y dentro de la UCR? Hay versiones de malestar entre quienes salieron segundos en la interna porque se los marginó en el armado de las listas.

-No lo veo de esa forma. Participamos de la interna en la provincia, yo fui candidato como primer delegado al Comité Nacional y perdimos. Estuvimos muy cerca en una elección muy pareja, que creo que fue muy beneficiosa para el conjunto del radicalismo de la provincia. Hoy estamos todos los sectores trabajando en conjunto detrás de la candidatura de Facundo, ampliando el frente Juntos y pensando con vocación de mayorías en tener una propuesta para la provincia y para el país. Tan es así que Danya Tavella, que era candidata a vicepresidenta en la lista nuestra, que obtuvo el 48% en la interna, hoy acompaña a Facundo Manes en la nómina como segunda candidata a diputada nacional y yo encabezo la lista de la tercera sección. Creo que el radicalismo ha hecho un gran trabajo de unión, una muestra de voluntad y de convicción de que se puede primero construir distinto dentro del frente Juntos y segundo pensar en gestionar la provincia de Buenos Aires y el país.

-Pero el malestar existe...

-Está claro que en algunos distritos los cierres de listas dejan algunos sectores que no ven cumplidas sus expectativas. Yo veo un radicalismo en provincia que está unido y que además, encolumnado detrás de la candidatura de Manes, expresa la posibilidad de renovación, de construir una propuesta electoral, en este caso legislativa, pero que también tiene su mirada en el 2023 donde los bonaerenses puedan vivir mejor, en términos de habitación y generación de empleo, ejes centrales de las políticas públicas.

-¿Cómo ve al radicalismo hoy dentro de la alianza con el PRO y la CC en comparación con 2015?

-Lo veo en un muy buen momento, en un esquema de armado que tiene una propuesta que amplía el frente con espacios que vienen del peronismo, como el de Emilio Monzó y Joaquín de la Torre, que ha incorporado actores que no eran parte de Juntos por el Cambio en los últimos años, como Margarita Stolbizer, con todo lo que ella representa y con lo cual es un radicalismo que está presente en los 135 distritos de la provincia, que está llevando con mucha claridad un mensaje que privilegia a la educación como eje central y que marca que hay que pensar en la generación de empleo genuino. Está claro que este es un radicalismo que tiene vocación de mayorías y que en la provincia de Buenos Aires está unido y con convicción detrás de la propuesta de Manes.

-¿En qué se diferencia la propuesta de Manes de la de Santilli?

-Somos de la provincia, nacimos acá, vivimos acá y la hemos recorrido. Y además, tenemos una mirada que pone eje en la educación como principal factor de recuperación y de desarrollo social.

-¿Qué efectos tuvo la falta de presencialidad escolar en la formación de niños, adolescentes y jóvenes?

-Creemos que se vive una tragedia educativa que ha terminado excluyendo a miles de chicos y de jóvenes, profundizando las desigualdades. Aunque es una tarea enorme y difícil es imprescindible hacer todos los esfuerzos posibles para recuperar lo perdido por la falta de presencialidad en las escuelas. Es necesario recuperar una educación inclusiva y de calidad generando contenidos acordes con los tiempos que vivimos. Los países más desarrollados no son ricos porque pensaron en la educación luego del bienestar, sino al revés: accedieron al bienestar y a la riqueza porque primero desarrollaron la educación.

-¿De qué adolece hoy un joven que egresa de la secundaria para acceder al mercado laboral?

-Adolece de las competencias necesarias para entrar al mercado laboral o afrontar un emprendimiento propio. Tenemos que rever contenidos y formas en la escuela para que esos jóvenes accedan a esas competencias coordinando medidas para que puedan tener un vínculo con la universidad.

-Se critica que las carreras universitarias son demasiado largas y que los chicos no llegan a recibirse a tiempo.

-Una de las cuestiones a revisar es que tenemos carreras rígidas, muy largas, que además no cuentan con acreditaciones de saberes intermedios que le permitan al joven obtener una salida laboral anterior o desde esa acreditación del saber terminar y continuar otra carrera. Una respuesta pueden ser los títulos intermedios y otra lo que está realizando la Universidad Nacional de Córdoba, que está dando certificados de bachillerato universitario en los dos primeros años de toda la base de titulaciones académicas. El mundo está yendo hacia carreras más cortas en las que el saber se actualiza permanentemente, con lo cual el proceso de aprendizaje hoy debe ser una constante.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados