Nuestro país es uno de los pocos del planeta que sigue sin tener actividad en un deporte que no tiene contacto, por lo que los riesgos de contagio del coronavirus son mínimos

El tiempo se acaba, la situación no da para más. Es hora de alzar la voz y obtener respuestas y soluciones. La industria hípica, que emplea a más de 80.000 trabajadores y de la que dependen aproximadamente 320.000 personas, se encuentra en estado crítico y no puede seguir esperando. Hay muchas familias que la están pasando muy mal: ¿se entiende? Una actividad que se detiene solo 4 días por año ya lleva parada más de 4 meses, lo que da una real dimensión de lo que representa este panorama.

Lamentablemente, la lucha por la vuelta se hace mucho más difícil por la inacción de algunos de los dirigentes de turno, quienes por años jamás se encargaron de explicarle a los diferentes gobiernos de lo que se trataba este deporte y ahora tienen que hacerlo justo en un momento donde hay muchas más preocupaciones que atender. Las reuniones que el turf tuvo con distintos funcionarios, catalogadas por algunos directivos como "positivas", suenan a poco para una actividad que está sumergida en una de las peores crisis de su historia. Y cómo no va a sonar a poco si la primera reunión se realizó allá por el 1º de junio, fecha en la que, como en casi todo el mundo, ya se tendría que haber vuelto, tras haber limado todos los protocolos necesarios, por supuesto. Entonces, muy afectados por observar que la situación no se define y no aparece la luz al final del túnel, los peones, vareadores, entrenadores, jockeys, veterinarios, herreros, rematadores y criadores, entre otros, quienes ven como se desangra su fuente de trabajo, decidieron salir a tratar de salvar al turf con sus propias armas. Por eso es que hoy, a la 11.30, todos se reunirán en el Campo 2 de San Isidro y desde las 13 a las 15, harán lo propio en Avenida del Libertador y Olleros, en Palermo, para darle visibilidad al pedido de la reapertura de los hipódromos.

Nuestro país es uno de los pocos del planeta que sigue sin tener carreras, un deporte que no tiene contacto, por lo que los riesgos de contagio del coronavirus son mínimos. Hace tiempo que se presentaron los protocolos sanitarios correspondientes e incluso, ya antes de decretada la cuarentena, se demostró con éxito que se está en condiciones de correr sin público, sin asumir ningún riesgo. Están en juego miles de puestos de trabajo y, como se sabe, con el trabajo de la gente no se juega.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados