"Pocas veces se encuentra un personaje femenino con este nivel de complejidad. Pasando por momentos de comedia negra, por otros con un dramatismo muy fuerte, y también por momentos de terror", dice la intérprete.

Al frente de uno de los papeles consagratorios de su carrera y que más complejidad le requirió, Jazmín Stuart, asentó su regreso a la televisión siendo el factótum más intrigante de la trama de Tu parte del trato, la serie de 8 episodios que protagoniza junto a Nicolás Cabré y Eleonora Wexler los martes por TNT Series, los miércoles a las 23 por El Trece y en versión completa por Cablevisión Flow.

El desafío de componer a Patricia y asumir un rol habitualmente no otorgado a personajes femeninos, no es menor para esta actriz y directora de cine que durante un largo tiempo eligió perfilarse como realizadora y espaciar su arte en los sets televisivos que sólo la contaron iniciándose en la conducción.

"Fue una experiencia interesante, creo que pocas veces se encuentra un personaje femenino con este nivel de complejidad. Pasando por momentos de comedia negra, por otros por un dramatismo muy fuerte, y también por momentos de terror", detalla notoriamente satisfecha.

"Ese el sueño de cualquier actriz. Es un personaje soñado que lo encaré con mucha audacia y libertad. Todos los personajes están muy bien delineados, es muy difícil que esto suceda. No sólo el mío, sino los otros personajes", se enorgullece al tiempo que indica.

"En televisión es la primera vez que me toca un personaje así. En cine, por ejemplo, había hecho la película Amateur, de Sebastián Perillo, que estaba en un borde, pero no tenía humor. Acá el personaje es terrorífico, pero también querible, algo muy difícil de hacer desde la actuación", cuenta Jazmín sobre el personaje border que interpreta en el flamante thriller Tu parte del trato.

"No es sencillo actuar la violencia y cierto desgarro emocional porque deja huellas. Algunas escenas son muy extremas", asegura la chica de ojazos color aceituna que debutó en el ciclo infanto juvenil Verano del 98.

La ficción que nuclea a Cabré en la piel de Carlos, un empleado de una importante empresa financiera, relata el momento en que conoce a Patricia, una mujer enigmática y agresiva con la que intima, que luego le hará la propuesta de hacer un pacto para librarse mutuamente de las personas que odian.

"Ella tiene una tridimensionalidad que no es habitual en personajes femeninos", acentúa Stuart sobre el rol que le toca en suerte en la miniserie en la que también intervienen los notables Carola Reyna, Federico Olivera, Gustavo Garzón, Silvia Kutica, Fabián Arenillas, Roberto Vallejos, Romina Richi, Hugo Arana, Natalia Lobo, Federico Salles y Julieta Vallina.

"Lo más habitual es la mujer que desea al hombre o la mujer que el hombre desea, siempre en relación con el personaje masculino. Y a pesar a que Patricia está en relación a Carlos, la complejidad del personaje supera ampliamente lo vincular dentro de la trama. Funciona dentro de sí misma como universo", asevera esta intérprete que se inspiró en reminiscencias estéticas de ciertos films para conectar con el papel.

"Tuve muchas inspiraciones cinematográficas. En televisión no suelen darnos estos roles a las mujeres, y en cine hay más personajes tridimensionales. Hay un personaje tan loco como Patricia", se ríe con fuerza.

"Patricia tiene algo de La chica del dragón tatuado, de Helena Bonham Carter en El club de la pelea, de Uma Thurman en algunas de las películas de Tarantino, y también de energías de personas", sostiene respecto al modo en que se halló en la propuesta compositiva. "No suelen aparecer oportunidades de actuar un personaje que es aterrador Y al mismo tiempo tiene una emocionalidad y una vulnerabilidad enormes, y que puede ser hasta graciosa porque tiene su humor negro a flor de piel. Fue ir a un lugar más audaz de lo habitual", describe esta multifacética artista de 43 años que, como realizadora, coloca el acento en el modo casi fílmico en que se llevó a cabo Tu parte del trato.

"Me parece importante que existan proyectos como este que tienen una estructura tan cinematográfica. La televisión necesitaba hacer ficción de calidad para un público que es más exigente. Debe echar mano de ciertas herramientas del cine, como son los géneros. Un contenido de calidad nunca subestima al público. Creo que durante mucho tiempo se subestimó al espectador y está bueno exigirle al espectador que preste más atención", resalta esta intrigante mujer separada del chef Mauricio Masajnik, padre de su hijo, después de 15 años en pareja.

Stuart viene de otras interesantes experiencias televisivas como Proyecto 48 y Clásicos del Cine, que la probaron como conductora: "Fueron experiencias muy ricas vinculadas al cine que es algo que me une desde hace mucho tiempo. Por eso me animé a conducir o mejor dicho a presentar y ser yo, hablar desde mi lugar y decir lo que pienso dado que claramente no soy conductora", comparte, por último.

"Cuando militás te exponés a críticas"

Integrante del Colectivo de Actrices Argentinas, Jazmín, toma conciencia de que la pugna por hacer valer condiciones de igualdad de la mujer, provoca diversas reacciones de irritación. "Evidentemente todo lo que se vincula al colectivo de actrices causa molestia para algunos. Por eso es más fácil separar, inventar, intentar su quiebre", asegura la intérprete de Tu parte del trato que parece curtida a la catarata de críticas.

"Cuando militás por los derechos de las mujeres y el aborto legal, la piel se va engrosando contra las críticas, las agresiones y la violencia", señala con expresión clara. "Es la misma gente que trató de instalar una fractura en el colectivo de Actrices Argentinas y una semana más tarde publicó una editorial aberrante con tintes antiderechos a nivel escandaloso".

"La televisión está cambiando su narrativa"

Profundamente consustanciada con la realidad social, Jazmín Stuart, considera que lo que ocurre en la coyuntura está produciendo un cambio en el contenido televisivo. "Estamos en una fase inicial en la que empezamos a cambiar lo narrativo porque también, nosotros como sociedad, somos el cuento que nos contamos a nosotros mismos una y otra vez. La mujer siempre ocupa el mismo rol. Venimos de décadas de eso y para cambiarlo hay que cambiar la narrativa, y ponernos en otro lugar. No solo en relación a los personajes femeninos, sino también a la mirada femenina, que no significa feminista y panfletario. Debe haber toda una visión diferente y un posicionamiento distinto a lo que nos indujeron tanto tiempo", dice la directora de las películas Desmadre, Pistas para volver a casa y Recreo.

"La televisión cambió su eje en ese sentido. En esta fase inicial en la que estamos lo narrativo empieza a cobrar otro significado. Va a llevar tiempo, pero creo que el cambio significativo se va a producir", relata Stuart con seguridad apostando a modificar las bases.

"Es todo un entramado y un correlato. Los temas que se instalan en la agenda mediática y política generan que en las mesas de las casas y en los espacios de trabajo se empiece a hablar de determinados temas y eso genera que se instalen ciertas preguntas en la sociedad que tarde o temprano van a pedir ficción, porque la ficción responde preguntas de la sociedad", analiza quien, ligada a su carrera en la pantalla grande del cine, supo hacerse cargo de la conducción televisiva para TNT Latinoamérica y España de Proyecto 48, un reality show en el que un equipo de tres personas, seleccionado a través de un casting, tiene 48 horas para rodar un cortometraje y de Clásicos del cine argentino durante dos temporadas por la pantalla de El Nueve.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados