Su sociedad con Miguel Brindisi fue clave para el logro de un título que no fue fácil pero que catapultó a Diego Maradona poco tiempo después al futbol europeo.

Parecían el uno para el otro, hechos a medida. Faltaba solamente ponerle fecha a la formalización del idilio entre Maradonay Bocay eso ocurrió en 1981. Fue el golpe de efecto que buscaron las recientemente electas autoridades del club de la Ribera, para borrar de un plumazo cuatro años sin títulos locales y lo angustiante que había sido para Boca esa primera porción del año anterior.

A pesar de haberlo sufrido en carne propia, pese a que le marcó cuatro goles en un partido, luego de que el Loco Gatti lo tildara de "gordito", que de chico se colara en los trenes para ir a ver al Independiente de su ídolo el Bocha, el hincha lo esperó, siempre sintiendo que se iba a calzar la Azul y Oro. Ese viernes 20, después de haber jugado el primer tiempo de ese amistoso con la camiseta del Bicho, que luego se la regaló a su descubridor, Francis Cornejo, saltó a la cancha con la de Boca. No hacía falta que fuera por los puntos, la Bombonera estaba llena de ilusionados hinchas que, íntimamente sentían que volvían los días felices.

La carta de presentación fueron cuatro goles (tres de ellos de penal), en los dos primeros partidos, ante los equipos cordobeses, en el 4 a 1 a Talleres y en el 2 a 2 frente a Instituto, ambos en la Bombonera. Pero, tras la victoria contra Huracán, en Parque Patricios, hizo eclosión una dolencia muscular que lo venía aquejando desde antes de su llegada a Boca.

Boca Jrs 4 vs Talleres Cba 1 Metro 1981 Maradona, Reinaldi FUTBOL RETRO TV

El desgarro fue un poco más grande de lo que es habitual y eso le impidió estar en los cuatro partidos siguientes. Se presentaba el primer gran desafío de la campaña pero allí emergió la figura de Miguel Angel Brindisi, de una importancia vital en esa primera rueda, jugando como centro atacante, una función que desempeñaba en las inferiores de Huracán. Boca se impuso en todos esos encuentros y en todos ellos Brindisi se hizo presente en el marcador.

Volvió Diego para señalar, de penal, un gol en el difícil empate ante Newells en La Boca, convirtió uno de los goles en el 2 a 0 a Independiente, en Avellaneda, en un estadio a reventar, pero la actuación que lo terminó de consagrar fue su primer Superclásico. La noche de ese viernes 10 de abril y bajo un diluvio, la Bombonera fue testigo de un 3 a 0 lapidario ante River en donde Diego, autor de uno de los goles, dejó gateando por el piso nada menos que al Pato Ubaldo Fillol e hizo además inútil el esfuerzo del Conejo Tarantini. La primera rueda la terminó con goles en las victorias ante Estudiantes en La Plata, Colón de Santa Fe y Rosario Central.

Boca 3 River 0 Metropolitano 1981 (Relato Victor Hugo Morales )

Estuvo luego tres partidos sin marcar, pero después señaló dos en el triunfo por 4 a 0 a Platense, un espectacular gol de tiro libre a San Lorenzo, en otra de las goleadas del equipo de la Ribera en ese certamen y en las igualdades con Independiente, Vélez y River. Pero sin él, Boca no le pudo ganar a Argentinos Juniors y Ferro lo alcanzó en la punta de la tabla. Por entonces los directivos, atraídos por los dólares que le reportaban, organizaron giras por lugares exóticos. Fue allí en donde apareció la voz del técnico Silvio Marzolini: "Tuve que pedir que pararan con eso, porque íbamos a perder el campeonato".

Un extraordinario pase a Perotti para el gol de una victoria clave ante Ferro y el penal del campeonato ante Racing, fueron sus últimos aportes en ese torneo.

Luego vendría un Nacional en donde a él le fue mejor que al equipo (marcó once goles en doce partidos), aunque no pudo jugar la revancha ante Vélez por haber sido expulsado en el partido de ida. La escalada del dólar, hizo que Boca no pudiera comprar su pase definitivo en 1982. Una gira por Asia y Centroamérica, al principio de ese año, fueron las últimas versiones de la primera etapa de Maradona en el Xeneize.

Pero esa historia de amor volvería a escribir otro capítulo trece años después, más allá de haber aportado siempre. Regalándole un telón a la "Doce" y disfrutando de los partidos en uno de los palcos de la Bombonera, retribuyendo el amor que siempre recibió.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados