Luis Vila reveló la situación que vivieron el sábado, cuando un grupo de delincuentes se metió en el hotel donde concentraron para pegarle a un futbolista, robarles ropa y amenazarlos con cuchillos.

Lejos de Buenos Aires, se vivió otro hecho insólito y repudiable del fútbol argentino. Alrededor de 60 barras bravas de Gimnasia de Jujuy se metieron en el hotel donde concentraba el plantel, le pegaron a un futbolista, les robaron ropa y amenazaron con cuchillos a dos profesionales. Encima, al día siguiente del ataque, ganaron su partido.

La historia la contó Luis Vila, un delantero surgido en las inferiores de River. Él reveló que "a Enzo Serrano le dieron una piña en la boca y le robaron la ropa del club” y que a “Milton (Celiz) y Matías (Molina) les apuntaron con un cuchillo”.

“Como el sábado era el aniversario del club (fue creado el 18 de marzo de 1931) hubo un banderazo en las afuera del hotel. Había gente con sus familias y por eso decidimos salir a sacarnos fotos, pero al ratos aparecieron hinchas que estaban borrachos y drogados”, dijo.

LEA MÁS:

El jugador, de 25 años, afirmó que “ahí nos quisieron sacar la ropa y, como vimos que se empezó a vivir un momento tenso, ingresamos al hotel para estar a resguardo”. “A los 20 minutos estábamos en el comedor, que queda en el primer piso, cuando se metieron 60 barras y varios compañeros la pasaron mal y otros llegamos a refugiarnos en las habitaciones”, manifestó.

Vila opinó que el hecho “se pudo haber previsto porque había un banderazo y quizás tendrían que haber habido policías ya que el encargado del hotel no pudo evitar que ingresaran los hinchas”. “Después de lo que pasó tomamos la decisión de irnos a dormir a nuestras casas por seguridad y para estar más tranquilos. Pero al otro día regresamos para almorzar y dormir la siesta ahí. Nunca me pasó algo como ésto, si me ocurrió que te amenacen cuando no viene bien el equipo, pero acá se metieron de una a agredir y robar”, cerró.

Por último, el delantero ratificó que los autores del hecho eran barrabravas y reveló no saber de qué facción eran ya que la hinchada de Gimnasia y Esgrima de Jujuy se encuentra dividida en cuatro. Luego del episodio, el plantel había emitido un comunicado para informar sobre el hecho, registrado horas antes de la victoria ante Crucero del Norte.

Aparecen en esta nota: