El vehículo sanitario pertenecía a la Municipalidad de Añatuya, departamento General Taboada. Su conductor manifestó que se dirigía desde un centro de salud de la ciudad Capital hacia Añatuya y en primera instancia manifestó que transportaba a tres pacientes y dos acompañantes.

Pero luego su mentira se desplomó y se descubrió que en realidad llevaba había diez cajas de fernet y once packs de una reconocida marca de gaseosa, apilados junto a la camilla y los enfermos.

Al ser indagado por los agentes, el conductor manifestó que el cargamento “era un encargo del hijo del intendente de Añatuya ‘Pocho’ Ibáñez”, quien tendría un comercio.

La Justicia ordenó el secuestro de todas las bebidas, que fueron depositadas en la sede de la Comisaría Comunitaria Nº 12.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados