Lo advierten especialistas, que señalan que el aislamiento social preventivo y obligatorio resulta un caldo de cultivo, aunque los mismos saldrían a la luz una vez finalizado el decreto

Especialistas advirtieron que, a raíz del aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el gobierno, podrían crecer los casos registrados de violencia de género en el país y que estos saldrían recién a la luz una vez finalice el decreto.

"Pensamos que, de extenderse la cuarentena, es probable que haya más situaciones de violencia, que es producto del encierro, de la situación de desesperanza, incertidumbre y demás", sostuvo la licenciada en Psicología y presidente de la ONG En Red, Patricia Gordon, quien agregó: "Generalmente, cuando hay una situación de violencia de género, la persona que ejerce la violencia intenta aislar a la víctima. El aislamiento siempre estuvo presente en este tipo de casos y ésta es una situación de aislamiento".

Para Gordon, las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a todo tipo de violencias -como la de género y sexual- se encuentran en "estado de alerta, porque pensamos que, pasada esta conmoción de la pandemia, van a empezar a aflorar nuevamente todas estas situaciones que, al principio, pueden quedar un poco tapadas e invisibilizadas".

"La casa, para quienes tienen que vivir este tipo de situaciones (de violencia), hoy es un lugar peligroso. No quiero hacer una comparación exagerada, pero estamos hablando del peligro del virus, pero también es peligroso convivir en un ámbito en el que una mujer está expuesta a la violencia de género que se pueda ejercer sobre ella y algún femicidio que pueda resultar de esa violencia, pero parece que lo que se va a incrementar también tiene que ver con el encierro", explicó en diálogo con Diario Popular la psicóloga, quien, además, es referente de Alameda Mar del Plata, una ONG que lucha contra la trata de personas, el trabajo esclavo, la explotación infantil, el proxenetismo y el narcotráfico.

Asimismo, indicó que no solamente hay que hacer hincapié en la violencia contra las mujeres, sino que, además, en las casas "conviven niños y adolescentes" que pueden ser víctimas de situaciones violentas.

ADEMÁS:

Reportaron 36 nuevos casos y ya son 301 los infectados en Argentina

La prueba diagnóstica, en varias jurisdicciones

"A veces, las situaciones económicas y demás que estamos atravesando inciden, además, en la violencia", expresó Gordon, quien añadió: "Noto que se están recrudeciendo violencias que en otros momentos eran un poco más sutiles. El encierro hace que se recrudezcan esas manifestaciones, por lo cual estamos ante una situación de peligro".

Por este motivo, alertó que "estamos ante un problema muy serio, en el que la casa no va a ser el lugar más seguro, más allá que lo es para prevenir el contagio" y agregó que "otro gran tema es cómo responde el Estado a esto y cómo responden las organizaciones de la sociedad civil".

Cabe destacar que Alameda, producto del aislamiento obligatorio, puso a disposición sus equipos interdisciplinarios, por lo que cualquier persona que necesite consultar por alguna situación de abuso sexual o trata de personas puede hacerlo por WhatsApp desde cualquier lugar del país al 0223-156017711.

Por su parte, las víctimas de violencia de género -así como conocidos y familiares que sepan que una persona esté sufriendo dicha situación- pueden comunicarse a la línea 144, las 24 horas, los 365 días del año.

Por otro lado, la integrante del grupo de familiares Atravesados por el Femicidio Marcela Morea aseveró que "ya es un riesgo para la mujer que convive con el violento, el hecho de estar dentro de cuatro muros".

"Ese agresor va a estar más oprimido porque no va a poder salir. A eso hay que agregarle el componente económico porque si es una persona que vive con el día a día, no lo justifico de ninguna manera, eso va a influir porque no puede ganar lo que necesita para vivir", explayó Morea en diálogo con este medio, en tanto que continuó: "Si hay chicos en casa, como todo chico sano hace lio y juega, pero esto va a poner más impaciente y violento al agresor. Entonces, la mujer está mucho más expuesta ya que tampoco puede salir. Al estar adentro va a estar mucho más controlada: no pudiendo hacer llamadas telefónicas, salir a buscar a una amiga para pedir ayuda. Entonces estamos en un serio problema".

De esta manera, puntualizó que "cualquier excusa es motivo de roce para explotar más de lo que, habitualmente, lo hacen" y aclaró que, en la cuarentena, "la mujer queda más aislada aún, que es lo que el violento quiere. El momento justo es este, ya que el aislamiento no lo genera él sino la misma cuarentena. Es un caldo de cultivo para la violencia".

"Es complicado para una víctima, que está todo el día adentro y siendo monitoreada todo el tiempo por el violento, que pueda hacer una denuncia. Por eso hay que comprometerse de verdad: los vecinos no mirar para otro lado; cuando escuchan un grito no decir "pero luego en la cama se arregla", porque esa frase es la típica; sino realmente llamar al 911 para pedir ayuda", finalizó Morea.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados