Juego español del siglo XVIII, el jugador se enfrenta solo a sus adversarios quienes, a su vez, también juegan solos contra él para intentar derrotarlo. El objetivo es conseguir ganar cinco bazas o bien impedir que éste lo logre, si es la contra, para ganar así los tantos en juego.

Una partida de Hombre suele disputarse entre cuatro jugadores, aunque en cada juego parcial solo son tres los que reciben cartas y las juegan. El cuarto se limita a repartir, pero cobra y paga como los demás de acuerdo con el resultado del juego. Este cuarto jugador recibe el nombre de “Alcalde”. Naturalmente, el turno de repartir es rotativo y en cada juego parcial le corresponde a uno de los jugadores.

El jugador que eligió primero el lugar en la mesa será el dador; el de su derecha, el mano; el de la derecha de éste, el que está en medio, y finalmente el cuarto jugador es el “postre”. Los jugadores irán turnándose en estas cuatro posiciones por orden rotativo.

Antes de empezar, cada uno recibe una serie de fichas de diferentes valores en tantos: unas valen 5, otras 25, 50 o 100. Junto al jugador que tiene el turno de dar se coloca un platillo que servirá para depositar en él las fichas. Uno se encarga también de llevar las anotaciones contables sobre el papel. El jugador que se encarga de esta función es fijo para toda la partida, mientras que el platillo va corriendo de derecha a izquierda, ya que debe estar siempre colocado delante del dador. Las cartas no tienen ningún valor en tantos, ya que solo interesa el número de bazas obtenidas para ganar o perder el juego. Pero las cartas tienen un valor relativo determinado por su ordenación en el palo, que sirve para conocer la carta ganadora de cada baza. La espada es siempre la carta más valiosa, ya que siempre es el triunfo mayor; el basto es la tercera carta en valor. Entre estas dos cartas se encuentra intercalada la mala, que depende del palo elegido para el triunfo; si el triunfo es oros o copas, la mala es el siete del palo escogido; si el triunfo es espadas o bastos, la mala es el dos del palo escogido. Los ases de copas y oros se llaman puntos y son el cuarto triunfo cuando se ha elegido como tal su palo.

¿El orden de las cartas de un palo cuando es triunfo? En oros y copas: espada, mala, basto, punto, rey, caballo, sota, dos, tres, cuatro, cinco y seis. En espadas y bastos: espada, mala, basto, rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro y tres. Orden de Las cartas de un palo cuando no es triunfo. En oros y copas: rey, caballo, sota, as, dos, tres, cuatro, cinco, seis y siete. En espadas y bastos: rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro, tres y dos. La mala (segundo triunfo) es la carta más baja de su palo cuando éste no es triunfo.

Tras estudiar las cartas, los jugadores inician la subasta, hasta que uno de ellos se convierte en el Jugador por haber pasado los otros dos. Una vez establecido el triunfo, bien por anunciarlo el Jugador (entrada o solo), por ser de Palo de favor o por haber dado vuelta a la primera carta de la baceta (vuelta), los jugadores hacen sus descartes y recomponen las manos con las cartas de la baceta. Tras estas operaciones ya está todo dispuesto para pasar a jugar las bazas. El que gana una baza se convierte en el jugador mano para la siguiente (pero no a efectos del juego especial de los estuches). Cada jugador coloca las bazas que ha ganado delante suyo, montando y cruzando unas sobre otras, de modo que siempre se pueda ver cuántas bazas tiene cada jugador.

Los jugadores pueden, en cualquier momento, levantar todas las bazas para ver las cartas ya jugadas (pero recuérdese que no está permitido ver el montón de los descartes). Una vez jugadas las bazas necesarias para establecer el resultado del juego, se procede a su contabilización, a su anotación y a los pagos y cobros que correspondan antes de pasar a la mano siguiente.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados