Este 15 de agosto, la Iglesia celebra la fiesta de la Asunción de la Virgen. El Papa Francisco invitó a pedir la intercesión de María por la paz en el mundo.

La fiesta de la Asunción de la Virgen María se celebra en toda la Iglesia el 15 de agosto, con un doble objetivo: conmemorar a feliz partida de María de esta vida y la asunción de su cuerpo al cielo.

Como dijera el Papa Benedicto XVI en 2010, “en esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas".

"María -agregó en entonces Papa-, el arca de la alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios”.

Francisco pidió la intercesión de la Virgen María por la paz en el mundo

Este lunes, luego del rezo del Ángelus, el Papa Francisco invitó a pedir la intercesión de la Virgen María por la paz en todo el mundo, en especial por el pueblo de Ucrania.

Embed

Tras rezar el Ángelus, el Papa Francisco deseó a todos los presentes en la Plaza de San Pedro y a quienes seguían la oración por los medios de comunicación una "feliz fiesta de la Asunción", también a los que están de vacaciones, "así como a muchos que no pueden permitirse un período de descanso, a los que están solos y a los enfermos". "No los olvidemos", insistió el Obispo de Roma.

También el Papa dirigió un pensamiento especial y su gratitud a quienes prestan servicios indispensables para la comunidad. "Gracias por su trabajo para nosotros", expresó.

A su vez, exhortó, a todos los que puedan en este día dedicado a la Virgen, a "visitar un santuario mariano" para "venerar a Nuestra Madre celestial".

En este sentido, recordó que muchos romanos y peregrinos acuden a la Basílica de Santa María la Mayor para orar ante la Salus Populi Romani, la patrona de la ciudad eterna.

Virgen de Luján.jpg

Además, remarcó que allí está la estatua de la Virgen María Reina de la Paz, colocada por el Papa Benedicto XV. Precisamente ante esta imagen Francisco rezó el 31 de amyo en la conclusión del mes mariano, un rosario por la paz, y en su súplica, imploró, entre otras cosas: “Reconcilia los corazones llenos de violencia y de venganza”.

"Sigamos invocando la intercesión de la Virgen para que Dios conceda la paz al mundo, y recemos en particular por el pueblo ucraniano", concluyó el Pontífice en su mensaje.

Además: Francisco: nuestra historia está en manos de Dios

Con información de ACI Prensa y Vatican News.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados