MANILA (AP).- La presidente Gloria Macapagal Arroyo afirmó ayer haber aplastado un intento de golpe de Estado y declaró el estado de emergencia, en medio de multitudinarias protestas. Un general del ejército fue arrestado y un comandante policial fue destituido mientras la policía antimotines rápidamente dispersó dos pequeñas manifestaciones antes de que cobraran impulso. Arroyo ordenó a los militares a sus cuarteles al anunciar el estado de emergencia, que le da poderes extraordinarios. La medida fue duramente criticada en este país que vivió décadas de dictadura bajo Ferdinand Marcos.
La cúpula militar
La cúpula militar dio su respaldo a Arroyo y afirmó que había atenuado la amenaza golpista pero que no la había eliminado del todo. Arroyo aseguró estar en control del país pero parecía preocupada por la posibilidad del perder las riendas, en momentos en que la oposición intentaba aprovecharse políticamente de los eventos conmemorativos del vigésimo aniversario de la revuelta popular que derrocó a Marcos. El portavoz presidencial Ignacio Bunye dijo a periodistas que los eventos conmemorativos habían sido cancelados y que el ejército ha recibido autoridad ‘’de prevenir y suprimir toda violencia sediciosa’’. Arroyo denunció que la oposición política, junto con extremistas de izquierda y derecha, estaban tratando de tumbar a un gobierno elegido democráticamente. ‘’Les advierto a los que amenazan al gobierno: su traición será castigada con todo el peso de la ley’’, dijo Arroyo en una alocución televisada en que llamó a la calma. Su secretario de la Presidencia, Mike Defensor, dijo que no había toque de queda pero que quedaban prohibidas las marchas y que estaban autorizados los arrestos sin orden judicial, la intervención del ejército y la toma del gobierno de instalaciones de seguridad nacional, incluidos los medios de comunicación.
El financiamiento
Los allegados de Arroyo culparon, entre otros, al ex presidente Joseph Estrada por el alzamiento. Estrada se mofó de la acusación, señalando que lleva cinco años bajo arresto domiciliario. ‘’¿Cómo voy a financiar un golpe si no tengo trabajo?’’, dijo Estrada. La ex presidenta Corazón Aquino recibió autorización para encabezar una marcha de unos 5.000 simpatizantes en memoria de su esposo Benigno, cuyo asesinato en 1983 desató las masivas protestas que eventualmente llevaron al derrocamiento de Marcos. Pero Aquino, antigua aliada de Arroyo, criticó la declaración de emergencia y pidió a la presidenta ‘’hacer el máximo sacrificio’’ y renunciar.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados