Por haber perdido el trabajo producto de las restricciones impuestas en Estados Unidos por el coronavirus.

Alice Little, trabajadora sexual del burdel Moonlite BunnyRanch de Nevada, en los Estados Unidos, presentó una demanda contra ese estado con motivo del perjuicio económico que trajo aparejado las restricciones impuestas por el gobierno regionla en torno a la pandemia de coronavirus.

Reconocida como la prostituta más cara de los Estados Unidos y autopublicitada como "psicóloga, asesora de relaciones y experta en sexo, todo en uno", la chica dice ganar en promedio cerca de un millón de dolares anuales, sin embargo, el cierre temporal de los prostíbulos legales desde el 17 de marzo, y pese a la reapertura de negocios tales como spas y salones de masajes, han castigado duramente a Little que eligió el camino de la justicia.

ADEMÁS:

Le reconstruyen el pico a un loro que no podía comer

Italia: Lamborghini acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos

"El hecho de que se haya permitido reabrir (...) negocios no esenciales me hace pensar que la decisión del gobernador, al mantener cerrados los burdeles, es simplemente una discriminación flagrante contra las trabajadoras sexuales legales de Nevada", reza un comunicado de prensa difundido por la demandante.

Así las cosas, la oficina del fiscal general de Nevada deberá responder a la demanda impuesta por la "devastada" Alice Little en un plazo de 30 días.

Mientras espera novedades al respecto, Little disfruta de su reconocido éxito sexual desde su canal oficial de YouTube, con diferentes tutoriales sobre sexo y una nueva cuenta en OnlyFans, en la que ofrece "íntimas" y "juguetonas" reuniones virtuales.

Ask a Sex Worker - What is Your Favorite Hobby

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados