De la sorpresa mundial a un pontificado orientado a los pobres, el cuidado de la Tierra y los jóvenes. Francisco, el Papa argentino.

Desde su elección en 2013 como el Papanúmero 266 de la Iglesia Católica, el primero latinoamericano de la historia, Franciscoviene impulsando reformas, cambios y gestos transformadores, como el pedido universal de "Tierra, Techo y Trabajo" y el recuerdo a la humanidad de que "Nadie se salva solo".

Francisco se ha esforzado en poner en marcha procesos de reformas y cambios que, probablemente, no madurarán en su pontificado pero que, confía, terminarán teniendo siendo irreversibles cuando abandone el sillón de sucesor de Pedro.

Es en ese marco que se engloba el acuerdo firmado con China en 2018 para la designación conjunta de obispos, que significó el primer paso de acercamiento bilateral en más de 50 años, una decisión que marca la apertura de Roma hacia Oriente más allá de los 10 millones de católicos estimados en el país asiático y que pone de relieve el rol geopolítico de la Santa Sede bajo la guía de Bergoglio.

A inicios de año, el Papa destacó el acuerdo firmado entre ambos Estados, pese a las presiones recibidas de parte de otras potencias, y afirmó que "la Santa Sede espera que el camino emprendido continúe, en un espíritu de respeto y de confianza recíproca, contribuyendo aún más a la resolución de cuestiones de interés común".

Con el mismo objetivo, la Curia romana impulsó una serie de cambios enmarcados en la redacción de una nueva Constitución que plasmará la mirada franciscana de la Iglesia, se titulará "Prediquen el Evangelio" y se espera esté terminada en 2021, tras siete años de trabajo del Papa con su consejo de cardenales asesores.

La nueva Carta Magna, que reemplazará a una sancionada por Juan Pablo II en 1988, le dará "rango constitucional" a muchos de los avances de Francisco en temas como la lucha contra la pederastía en la Iglesia y la búsqueda de transparencia en las finanzas vaticanas.

El cuidado de la Tierra

A mediados de 2015, Francisco sorprendió al mundo con la publicación de su encíclica "Laudato si", una obra que, como él mismo definió, no se trata solo de un documento ambiental sino que ofrece una amplia perspectiva social.

Diálogo interreligioso

Si bien el diálogo interreligioso es una de las herencias que Bergoglio llevó a Roma de su paso como arzobispo de Buenos Aires, le dio una impronta decisiva desde sus primeros días como Papa. En ese ámbito, el pontífice impulsa una unidad entre las religiones para hacer frente a los desafíos de la humanidad tras la pandemia de coronavirus.

Su reciente visita a Irak fue su 11° viaje a un país con mayoría musulmana y, además, su encíclica de 2020, Fratelli tutti, fue un llamado a la fraternidad mundial más allá de las religiones, en la que incluyó una oración "para estrechar lazos de unidad, de proyectos comunes, de esperanzas compartidas".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados