Danielle Teuscher firmó un contrato donde aseguró que no buscaría al hombre; cinco años después infringió la norma y el resultado no fue el esperado

Como miles de mujeres en el mundo, Danielle Teuscher concibió a su hija, Zoe, con espera de un donante anónimo con el compromiso de nunca intentar averiguar la identidad del hombre.

Sin embargo, cinco años después, esta mujer estadounidense infringió la norma realizándose, junto a otros familiares y la pequeña, un examen de ADN comercial, que son aquellos que indican ciertas cuestiones genéticas, como probabilidades de color de ojos, tendencias a enfermedades, entre otras cosas.

Cuando los resultados llegaron, se llevó una gran sorpresa: entre los posibles familiares se hallaba una mujer que podía ser la abuela paterna de Zoe. Su asombro creció aún más cuando averiguó que podía contactar a la mujer.

"Hola, creo que su hijo podría haber sido el donante de mi hija. He pasado semanas pensando en contactarla o no. Lo último que querría hacer es excederme o hacer que alguien se sienta incómodo. En cualquier caso, sólo quería decirle que estamos aquí, y que estamos abiertas al contacto. Con nuestros mejores deseos, Danielle y Zoe", le escribió Danielle.

ADEMÁS:

Pescador usa como "pipa" a un tiburón bebé

Conocé al profesor que termina sus clases con una volcada espectacular

La mujer respondió que no entendía el mensaje, por lo que Teuscher se disculpó y no volvió a escribirle. Hasta ese entonces, todo era normal. Sin embargo, pocas horas después, esta joven estadounidense recibió una intimación del banco de esperma al que había recurrido, advirtiéndole que debía dejar de buscar la identidad del padre o la multarían con USD 20.000.

Pero lo peor de todo es que, como consecuencia de haber contactado a quien podría ser la abuela paterna de su hija, le sacaron el acceso a otras cuatro ampollas con esperma del mismo donante, que ella había comprado para que Zoe tuviera hermanos biológicos en el futuro.

"Fue devastador. Quedé anonadada, lloré durante días, apenas si podía comer. Casi sentí vergüenza. Creí que estaba haciendo algo que era para bien de mi hija, y de pronto se me volvió en contra de una manera tan dura que me hizo sentir como si hubiera hecho algo terrible, como si fuera una delincuente", aseguró entre lárgimas la mujer a la señal CBS News,y agregó: "Literalmente me quitaron a mis bebés. A mis bebés futuros".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados