El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se sumergió en una piscina en forma de cruz para cumplir con un ritual cristiano ortodoxo.

Con solo un short de baño, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se sumergió este martes en el agua helada de una piscina en forma de cruz cerca de Moscú, con el fin de cumplir un ritual de la Iglesia Cristiana Ortodoxapara conmemorar la fiesta de la Epifanía.

La televisión estatal rusa transmitió imágenes de Putin cuando, con la temperatura de14 grados bajo cero, se quitaba un abrigo de piel de oveja para ingresar a las aguas heladas y se sumergía tres veces debajo de la superficie, frente a una cruz esculpida en hielo.

Embed

Putin, de 68 años, creció bajo el régimen comunista donde las demostraciones religiosas abiertas estaban mal vistas. Como presidente, se convirtió en un asistente frecuente de las ceremonias ortodoxas rusas y le dio a la iglesia una voz importante en la sociedad. Cada año en la Epifanía, los creyentes ortodoxos se sumergen en ríos y lagos para conmemorar el bautismo de Jesucristo en el río Jordán.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados