Mónica Diedrich, quien se define como "comunicadora de animales", y es autora de siete libros, aseguró que el diálogo mental con las mascotas es una realidad diaria para ella. A los 8 años sintió claramente como una piara le estaba hablando. Radicada en California (Estados Unidos), sus tratamientos pueden hacerse on line y no es necesario poner a la mascota frente a la computadora: con dos fotos es suficiente.

Quien tiene una mascota sabe que ella se comunica continuamente y hace saber cuando tiene hambre, sueño o ganas de salir a pasear. El ser humano necesita señales del animal para poder entenderlo, pero, sin ninguna comunicación especial, la mascota conoce perfectamente los estados de ánimo de su amo y lo acompaña del modo perfecto tanto en una depresión, como en la alegría.

Algunos científicos sostienen que los animales interpretan a los humanos gracias a su desarrollado olfato, pero ¿qué tal si lo hacen de manera telepática?

“Los animales se comunican telepáticamente por medio de imágenes'', aseguró la doctora Monica Diedrich quien es autora de siete libros en los que fundamenta con sus propias experiencias y testimonios de las personas que la consultaron, el modo en que se produce la comunicación mental entre los animales y los seres humanos.

video-output-7641B857-B2BC-44C9-983B-5926A10006D3 (1).mov

"Los cerdos me estaban hablando"

Diedrich se presenta como "comunicadora de animales" -disciplina poco conocida en la Argentina- y su trabajo, desde hace más de 40 años, es hablar con las mascotas y transmitirle sus pensamientos o mensajes a los humanos.

Su primera experiencia telepática fue a los 8 años: “Fuimos un día a un rancho y ahí me di cuenta que los cerdos me estaban hablando. De un día para el otro -recordó- empecé a entender a los animales y a medida que fui creciendo comprendí que tienen prácticamente los mismos sentimientos que tenemos nosotros"..

El comunicarnos con los animales tiene un propósito que va más allá de entender sus necesidades básicas y es poder ayudarlos a ‘sanar’ tanto física como emocionalmente. Mónica Diedrich explicó en qué consiste su trabajo: "Yo le pregunto a tu mascota cómo se siente, donde le duele o por qué no come, para que lo puedan ayudar”, sintetizó.

Para que la sesión sea llevada a cabo, la doctora, solicita 1 o 2 fotos actuales del animal junto a un resumen de lo que le pasa: “yo prefiero no saber muchas cosas especificas" porque la abundancia de información genera confusión, explicó.

"Siento lo que el animal siente"

Con solo ver las fotos y cerrar los ojos, la especialista en telepatía animal comienza a recibir la información: “Siento lo que el animal siente -aseguró-, veo una imagen que me cuenta una historia de algo que pasó o está pasando en su vida (la de la mascota)", sostuvo.

"Se dejó de rascar, se dejó de rascar"

“Hace un tiempo un veterinario me derivó un caso de un gato que estaba siendo tratado hace 5 años por alergia, y a pesar de reaccionar favorablemente a la medicación durante dos días, la alergia volvía a aparecer. Me comuniqué con el animal y lo primero que recibí fue un olor, y me dijo (el gato) ‘todos los cuartos de mi casa tienen un olor diferente y no me gusta’”.

Y añadió: “Le comenté a su dueña lo que él me decía y ella me confirmó -asombrada- que en todas las habitaciones de la casa había una vela con un olor distinto. Ante eso le pedí que probaremos apagarlas todas y a los dos días me llama y me dice ‘se dejó de rascar. Por primera vez en 5 años, se dejó de rascar’”.

Los animales tienen sentimientos muy complicados

Muchas veces las mascotas rompen cosas, ladran incansablemente o dejan de comer y aunque se crea que lo hacen por su tipología, esas conductas están regidas por una emoción que necesita ser expresada, según sostiene Diedrich. “Ellos (los animales) tienen sentimientos muy complicados, que no son exactamente iguales a los nuestros, pero que indican una gran medida de amor, emoción y/o miedo” y es por eso que, de acuerdo con la experiencia de la profesional, a tan solo 2 días de la comunicación, “el animal cambia y la relación entre el humano con el animal también”.

Según los etólogos - especialistas en comportamiento animal - los humanos son los responsables del actuar de las mascotas y sobre esa base científica, Diedrich aclaró: “la comunicadora de animales es simplemente una traductora. Yo le puedo traducir al dueño que es lo que ellos sienten, por qué hacen lo que hacen y sobre todo lo que necesitan, pero no es mi deber o mi lugar el decirle ‘no podes hacer esto nunca más’. Yo no cambio la manera de pensar o de actuar, simplemente soy una intermediaria. El que tiene que cambiar algo es el humano”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados