Los cachorritos nacen sin dientes y a partir del mes comienzan a salir los primeros incisivos. Entre los siete y ocho meses ya perdieron todos los dientes de leche y tendrán los definitivos. Qué cuidados hay que tener en cuenta para no sufrir mayores inconvenientes.

Al igual que sucede con los bebés, los cachorros nacen sin dientes para no lastimar a sus madres y van pasando por etapas en donde primero salen los famosos dientes de leche para luego darles lugar a las piezas definitivas. A partir del mes o de la sexta semana, comienzan a salir primero los incisivos, luego los caninos y finalmente salen los premolares.

Alfonso Almada, experto en cuidado oral de las mascotas, comenta que “los cachorros cuentan con 28 dientes en total mientras que cuando son adultos tienen un total de 42 piezas permanentes, las cuales requieren de un cuidado pormenorizado como sucede con los seres humanos”.

Cuando la mascota es cachorra puede ser muy mordedora mientras salen los dientes: “En esos casos, lo mejor es que se les den juguetes suaves o comida tipo premio cada vez que se porta bien porque al estar creciendo tienden a morder como mecanismo para ir probando las piezas que van apareciendo”. Luego, agrega: “Entre los siete y ocho meses de vida la mascota ya perdió todos los dientes de leche y tiene que haberle dejado lugar a los definitivos”.

El mal aliento puede ser un problema: “Cuando aparece el cambio de los dientes de leche por los definitivos puede haber un cambio desagradable del aliento del animal por lo que se recomienda el cepillado bucal y adaptarlo a la vida de estos amigos. De esta forma, se evita el sarro y las enfermedades periodontales que pueden llegar a ser graves ante la falta de accionamiento del dueño”.

A veces pueden desaparecer pero no es cuestión de alarmarse: “Durante ese período se mudan piezas dentales y puede darse que el cachorro se las trague. No hay de qué preocuparse porque el organismo mismo luego se encarga de eliminarlos sin ningún tipo de inconvenientes”.

Adonde si hay que prestar bastante atención es cuando se retarda el proceso: “Cuando el animal ya es un adulto y aún sigue manteniendo sus dientes de leche hay que llevarlo al veterinario porque se conoce como diente retenido. A partir de esto, se pueden tener dos dientes con un espacio en el medio el cual puede causar enfermedades porque quedan restos de comida alojada. Es muy común que estos animales tengan algún problema de tipo periodontal por los dientes retenidos que no han sido removidos por un veterinario experto”.i

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados