El marcador central del seleccionado albiceleste dejó Barcelona y viajó a Sevilla para presenciar el nacimiento de su primer hijo.

Federico Fazio tuvo que abandonar la concentración de la Selección Argentina en Barcelona por la noticia más feliz de todas: presenciar el nacimiento de su primer hijo, Tomás.

El defensor pidió permiso al cuerpo técnico que encabeza Jorge Sampaoli para viajar de urgencia a Sevilla y estar junto a su mujer y familia.

LEA MÁS:

Después de este viaje relámpago, el marcador central de 31 años se reincorporará al plantel albiceleste. En principio, Fazio sólo estaría algunas horas junto a su mujer y su hijo en Sevilla.

Unas horas antes de que su mujer afrontara el parto de su bebé, el defensor de la Roma publicó en su cuenta oficial de Instagram una foto suya besando la panza de Alejandra.

Embed

Te estamos esperando Tomi

Una publicación compartida de Federico Fazio (@fedefazio20) el