Un repertorio de temas censurados que marcaron diferentes momentos en la vida pública e hicieron historia llega a la cartelera porteña con el propósito de conmover y no olvidar.

“Quedan los artistas”, decía un capocómico. O las canciones. O el arte. O todo junto. Acaso el “musical documental testimonial” como definió su mentor Pablo Gorlero “De eso no se canta”, sea una buena medida para comprender y redescubrir algunos de los temas que nos acompañaron en circunstancias especiales de nuestra vida.

De hecho, desde este lunes el Teatro de la Comedia será una suerte de camino rumbo a un repertorio irrepetible: Ay Carmela, Canción de Alicia en el País, La marcha de la bronca o la reciente recuperada Bella Ciao (vía la Casa de Papel), son interpretadas por Déborah Turza, Julián Rubino, Laura González y Nicolás Cúcaro. “Necesidad de decir algo diferente”, sintetiza Julián al explicar a DIARIO POPULAR, la principal motivación por sumarse a este musical.

“Primero me sedujo la idea de hacer canciones y textos prohibidos”, afirma Laura, “me parece bárbaro interpretar historias verídicas para sublimarlas en el arte y transfor­marlas”. Por su lado, Deborah Turza- quien participó de un documental similar, Las enfermeras de Evita (2014)-considera “Hay una afinidad artística y filosófica o de ideas para poner el cuerpo y la voz a todo lo que estamos diciendo que alguna vez fue prohibido. También hay una suma de colores entre los que formamos parte, cada uno con su singularidad y otro muy bello, que surge cuando lo hacemos todos juntos. No sé si el director lo hizo a pro­pósito pero está buenísimo”.

“Muchas de las cosas que se ha­blan en la obra no las viví (porque tengo 20 añitos, Je!)”, admite Nicolás, “pero las estudié y hablé de es­tos temas con quienes sí la vivieron y quiero que no pasen Nunca Más, ni acá, ni en ninguna parte del mun­do”. El presente lo remite a un film inolvidable. “Se me viene a la mente como antecedente artístico La Vida es Bella, de Roberto Benigni. Fue una de las primeras películas que vi que me hicieron llorar y lo siguen haciendo. Cosas como estas me dan más ganas de ser artista y transmitir el mensaje de la obra a todas las personas”. Los gustos sobre el repertorio que alterna además textos de nota­bles seleccionados por el director como Roger Waters, María Elena Walsh, Pablo Neruda o Martin Lu­ther King, los hace coincidir y dife­renciarse. Las chicas, por ejemplo, destacan Canción de Alicia en el Pa­ís, de Serú Girán. “Siempre me lla­mó la atención cómo Charly lograba transformar las canciones hablando de una realidad durísima y a la vez en un modo poético. Como con Los Dinosaurios. De chica Alicia me ge­neraba misterio, me enteré de qué hablaba a medida que fui crecien­do”, reconoce González.

“Lloro ca­da vez que la escucho. Me gusta mu­cho el arreglo que logramos en la obra”, amplía Turza.Si Rubino se queda con la can­ción partisana y antifascista Bella Ciao que recuperó el Profesor de la serie española (“Me llega en lo pro­fundo”), Cúcaro prefiere la Marcha de la Bronca, de Cantilo y Durietz.

“Refleja a la Argentina en todas sus épocas. Parece que estos tipos la es­cribieron hoy a la mañana, eso es feo porque quiere decir que los de arriba siguen haciendo lo mismo que hace casi 50 año. Pero también es un motivo para seguir luchando por un mundo mejor”, celebra. Historias de represalias a la hora de cantarlas abundan, pero eso no los amedrenta. “No hay temor, dice Julián, sí quizás ansiedad. Creo su­poner que uno puede decir lo que piensa. Que evolucionamos y no es­tamos yendo para atrás”.

“Siento la urgencia de contar estas cosas, tie­nen tanta actualidad que impresio­nan. Hay que seguir reflotando te­mas, primero para que no vuelvan a suceder y estar más despiertos que nunca”, propone Laura.

UN COMPENDIO DE TEMAS QUE HABLAN DE POESIA Y DE AÑOS DIFÍCILES DE OLVIDAR

La cita es cada lunes a las 20.45 en el Teatro La Comedia (Rodríguez Peña 1062); allí probablemente las voces y las canciones lograrán fundirse con la memoria del público creando sensaciones encontradas sobre cada tema. Algunos remiten a la Guerra Civil Española, otras a la Segunda Mundial, pero también a las dictaduras latinoamericanas o a las controversias que derivaron en censura en los distintos puntos del planeta. “¡Ay, Carmela!”, “Bella Ciao”, “Te recuerdo, Amanda”, “StrangeFruit”, “La balada del ComodusViscach”, “Canción de Alicia en el País”, “La marcha de la bronca”, forman parte de este calidoscopio sensible que recrean con arte Déborah, Julián, Laura y Nicólás, en consonancia con el criterio de su director, Pablo Gorlero y de los músicos, Juan Ignacio López y Tomás Pol. Imprescindible en días de memoria corta y los recuerdos importantes, como descarte.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados