El detenido tendrá que llevar una tobillera electrónica, deberá observar la prohibición de salir de su domicilio y de reunirse con miembros de la llamada "secta" de Villa Crespo.

El juez federal Ariel Lijo le concedió el beneficio de la prisión domiciliaria a Juan Percowicz, de 84 años, sindicado como la cabeza y fundador de la secta Escuela de Yoga Buenos Aires.

Percowicz, que había sido detenido el 12 de agosto pasado en su otra casa del country Santa Clara, ubicado en Tigre, deberá permanecer en su departamento mientras Lijo continúa la investigación en su contra, por los delitos de trata de personas y lavado de dinero.

El detenido tendrá que llevar una tobillera electrónica, deberá observar la prohibición de salir de su domicilio y de reunirse con miembros de la llamada "secta" de Villa Crespo, dijeron las fuentes.

El líder de la organización se hacía llamar "El Maestro" o "El Ángel" y en los últimos 30 años dirigía la Escuela de Yoga Buenos Aires, desde donde se logró crear una red de trata de personas y lavado de dinero, según la imputación del juez Lijo y los fiscales Carlos Stornelli y Alejandra Mangano.

image.png
Uno de los allanamientos tuvo lugar en Estado de Israel 4457, en el barrio porteño de Villa Crespo, donde funcionaba una de las sedes de la secta

Uno de los allanamientos tuvo lugar en Estado de Israel 4457, en el barrio porteño de Villa Crespo, donde funcionaba una de las sedes de la secta

Marcelo Guerra Percowicz, hijo adoptivo de Juan, era el heredero aparente, el segundo en la línea de mando y está prófugo de la Justicia.

En las oficinas de Villa Crespo, donde funcionaba la organización, la policía logró secuestrar material pornográfico y comprobó el funcionamiento de una clínica irregular, llamada CMI Abasto, donde vendían presuntos tratamientos contra la adicción a las drogas, además de medicina integral.

La secta de Villa Crespo

Una escuela de coaching ontológico, con oficinas en Villa Crespo y un discurso similar al de Generación Zoe, funcionaba como anzuelo de captación.

Además, tenían una clínica trucha, CMI Abasto, donde vendían presuntos tratamientos contra la adicción a las drogas, además de medicina integral. Para la Justicia, CMI Abasto era un agujero de torturas, empleado para dormir con "curas de sueño" a miembros rebeldes durante días.

Luego, según la investigación, fugaban el dinero a Estados Unidos, con filiales en New York, Chicago, Las Vegas y más de una decena de miembros. Los dólares de las víctimas se convertían en ladrillos americanos, de acuerdo a documentos de la causa del juez Lijo, oficinas en Las Vegas o edificios enteros.

La abogada de Susana Barneix, señalada en el "nivel 7 formal" del organigrama del culto junto a Percowicz hijo, está acusada de ser la cabeza del comando jurídico y contable de la Escuela, que montaba supuestos trucos para quedarse con bienes de sus víctimas luego de sus muertes. Su estudio en la calle Paraguay fue allanado también.

https://twitter.com/LEYANTISECTAS/status/977643605849407489

A mediados de los años 90, la mujer fue acusada de fraguar más de 60 mil dólares de una víctima fallecida vinculada al grupo. La deuda estaba asociada al edificio de la calle Estado de Israel que controlaba la Escuela, una suerte de internado donde vivían varios de sus jerarcas. El administrador del edificio en esa vieja causa era Percowicz junior.

Sin embargo, no es la primera vez que Percowicz está acusado por este tipo de delitos, el hombre es un viejo conocido para los investigadores: cuenta con causas desde 1993.

La primera vez que quedó en el foco de la Justicia fue justamente ese año, cuando se abrió una investigación contra la Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA) que él lideraba. Las acusaciones eran similares a las que enfrenta hoy.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados