Señor director:

A Macri se lo ve siempre sonriendo como si haber logrado arruinarle la vida a los argentinos ya colmó sus expectativas. Todo, su miserable devaluación, fue trasladada sin compasión a las tarifas y a los servicios, a los alimentos y a los medicamentos, y a todo lo que consuma un humano o un animalito. Mientras los fogoneros de este desastre que nos toca vivir, operadores inescrupulosos entretienen con la ruta del dinero K, te cuentan la cenicienta y todo el año es navidad, se fueron tres años inútiles, perdidos, decadentes. ¿El populacho dónde está que lo esquilan como ovejas y no le pone límites a este futuro 0? ¿Por qué se permite esta invasión de venezolanos si los hospitales y las escuelas ya están colapsadas de bolivianos? Nosotros, los mejores en todo, el granero del mundo, la mejor carne, el mejor vino. No somos nada porque a mucha gente no le importa el país. Perú, Bolivia, Chile, Paraguay, sin recursos, no comen a crédito porque quieren su bandera. Acá quieren el auto, la casita y laburar poco y si es posible nada. ¿Qué sería de Alemania después de provocar dos guerras si el mundo viviera del pasado? ¿El mundo sería una plaza gigante con gente con pañuelos en la cabeza dando vueltitas? Para crecer hay que mirar hacia adelante. El pasado nos condena. Desde que volvió la democracia, Alfonsín, Menem, De la Rúa, Kirchner, Cristina, Macri, ¿en qué mejoró el país si hoy estamos en una crisis tremenda? Un país con desocupación inédita y millones de extranjeros asistidos por la precariedad de los recursos argentinos. Falta educación ciudadana. No se pueden usar colegios de comedores, ni darle la leche a familias con 10 hijos. Hay que enseñarles que no hay que traer hijos al mundo si no se puede educarlos y alimentarlos. Asignaciones, viáticos gratis, guardapolvos, comedores escolares. Ni Africa lo tiene con más pobreza. En nuestro país andan con celulares como plasmas de 10 mil pesos y piden planes y alimentos. No padecemos fenómenos naturales como terremotos y tsunamis sino seríamos los “vividores” del mundo. Como diría Neustadt: “¿Lo dejamos ahí?”; O Américo Barrios “¿No le parece?”.

Néstor Coyi

DNI 8.444.798

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados