El Ministerio de Salud de la Nación registró el año pasado 976 pacientes con esta intoxicación y 200 que fallecieron, por lo que desde el hospital porteño recomendaron medidas para tener en cuenta.

Uno de los temas que por estos días es de interés nacional tiene que ver con los cuidados que hay que tener en un hogar ante el escape de monóxido de carbono de los distintos artefactos a gas. Durante las épocas invernales se eleva la cantidad de casos de intoxicación por monóxido de carbono, debido a la inadecuada calefacción y ventilación de los ambientes cerrados.

Sus consecuencias pueden ser graves y hasta llevar a la muerte, y los niños se encuentran entre los grupos más vulnerables de la población, junto a las embarazadas, los ancianos y los pacientes con enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Es por eso que desde el Hospital Garrahan emitieron comunicados y advertencias para todos los vecinos.

“Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son prevenibles”, resaltó Carlos Kambourian, presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan. “Por eso -continúa-, los adultos responsables debemos asegurarnos de cumplir todas las recomendaciones para que no haya más casos que pueden derivar en muertes evitables”. Las más importantes, entre estas recomendaciones, son: mantener bien ventilados los ambientes cerrados-dado que suele asumirse erróneamente una adecuada ventilación-, no dormir con artefactos de calefacción a carbón, leña o gas encendidos y controlar periódicamente las instalaciones y aparatos de calefacción. Inhalar monóxido de carbono es una de las principales causas de intoxicación en el mundo.

En 2017, el Ministerio de Salud de la Nación registró en Argentina 976 pacientes con esta intoxicación y 200 que fallecieron. “Probablemente sean más los casos, dado que se trata de una enfermedad subdiagnosticada, y la cifra aumenta año a año”, indica Marisa Gaioli, pediatra especialista en ambiente y salud del Garrahan.

El gran problema que se tiene ante estas circunstancias es que no se llega a saber el real peligro al que se exponen hasta que la tragedia se desata. “El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro, no irritante, que se dispersa fácilmente en el aire y se acumula en ambientes mal ventilados, y estas características hacen que la intoxicación no sea percibida por la persona expuesta, por eso se lo llama ‘el asesino silencioso’”, contaron.

Las fuentes más frecuentes de producción de este gas en la Argentina son las estufas, los calefones, los braseros a carbón o leña, las salamandras, las hornallas de la cocina, los faroles, las lámparas a gas (que suelen utilizarse en los campamentos) y los autos con el caño de escape obstruido por nieve o por fallas en los sistemas. Las máquinas pequeñas a combustible como grupos electrógenos, cortadoras de césped, pulidoras de piso o lavadoras a presión, también pueden ser productoras de este gas

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados