Hace poco se cumplieron tres años de la obtención de un título especial para Huracán. La entidad quemera y sus fanáticos todavía recuerdan aquella gesta futbolística que llevan en sus corazones.

El domingo se cumplieron tres años de Huracán campeón de la Copa Argentina 2014. Para homenajear al título logrado por el Globo tras 41 años, y con el arquero Marcos Díaz como héroe (decisivo en las series de penales ante Banfield, Estudiantes y Rosario Central), PORTEÑO DEL SUR tomó dos valiosos testimonios de dos comunicadores, pero que además son fanas del equipo de Parque Patricios.

Iván Schneider, quien no había nacido en el título del 73, relató: ‘La Copa Argentina la viví como nunca. Fue una locura. Yo tenía todo arreglado para viajar a San Juan, pero en la semana previa perdimos de local con Unión por la B Nacional y ese resultado era casi el certificado de defunción para no subir. Me enojé tanto que ese mismo día en la platea, adonde estaba por ser periodista ya que era a puertas cerradas, decidí no ir a la final. Encima tenía el recuerdo de la promoción perdida con San Martín en San Juan. Esa vez fui y me prometí no volver más a esa provincia, jaja. ¿Entonces qué hice en la final? Agarré a mi hijo (Ramiro) y me fui a verlo a la sede. Como estaba colmada, terminamos en una pizzería sobre la Avenida Caseros, que también estaba llena de hinchas. Sufrimos y apenas terminó, corrimos tres cuadras hasta la sede para ver los penales ahí. Cuando Wanchope erró su penal nos fuimos del salón adonde estaba la pantalla gigante y toda la gente. Los últimos los seguimos en un televisor chiquito que había en la entrada de la sede. Vimos errar a Ferrari, la atajada de Marcos a Caranta y cuando atajó el último, agarré a mi hijo que tenía 8 años, lo abracé, me puse a llorar y me fui a la calle a gritar como loco. No volví a entrar y esa noche no vi ni los festejos en San Juan ni la entrega de la copa. Nos quedamos ahí en Caseros saltando y cantando. Después llegó mi mujer, Vicky, con mi nenita Guillermina y estuvimos con toda la gente como hasta las 3 de la mañana. La verdad fue una alegría enorme e inesperada porque Huracán estaba en la B peleando para subir. Encima ascendió y por eso fue un año inolvidable. Siempre le digo a mi hijo que en pocos años lo vio ascender, campeón de la Copa Argentina y de la Supercopa. A mí eso me costó 41 años’.

Por su parte, Gonzalo Minici, recordó: “Sin dudas el partido emblemático de todos los que viví en cancha fue el del 26 de noviembre de 2014, cuando Huracán ganó la Copa Argentina frente a Rosario Central en San Juan. Fue conseguir un título oficial de máxima categoría, tras 41 años. Desde el 73 que no ganábamos nada en Primera. Fue el despertar de un gigante dormido porque después vinieron la Supercopa y las participaciones internacionales de relieve. De hecho, apenas Marcos Díaz atajó el último penal, me desmayé en plena tribuna”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados