Las autoridades del prestigioso centro de salud trabajan junto al INTA en la obtención de un espacio para comenzar a cultivar la planta con el fin de investigar y producir su aceite.

Uno de los debates que hoy está dando la sociedad argentina tiene que ver con la regulación del uso medicinal de la planta de cannabis. El estado sancionó la ley 27.350 que justamente apunta a un control y regulación de su estudio y a partir de ese paso el Ministerio de Salud ya está poniendo en práctica un protocolo de investigación para niños que sufren epilepsia refractaria, que es la que no se puede tratar con medicamentos, y como siempre ocurre en todos los estudios que tienen que ver con los chicos, el Hospital que fue tomado como referencia fue el Garrahan. Sus autoridades ya están en negociación con el INTA para conseguir un espacio de tierra para comenzar a cultivar la planta con el fin de investigar y producir aceite de cannabis.

“Existen revisiones publicadas en revistas científicas importantes donde se habla de evidencia en algunos tipos de patologías. De hecho, una de ellas –la epilepsia refractaria infantil– es la que nosotros empezamos a investigar. Los resultados muchas veces no son concluyentes. Para eso el programa busca generar evidencia y se contactó al referente en el tema que es el Garrahan”, contó Diego Sarasola, docente de la Facultad de Medicina de la UNLP y director del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus Derivados y Tratamientos No Convencionales.

Las investigaciones en cuanto a las propiedades de una planta muchas veces demonizada por un sector de la sociedad y venerada por otros está en pleno desarrollo pero con celeridad ya que son muchos los pacientes que esperan. En la actualidad hay 90 personas inscriptas en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis que gestiona la Anmat. De esas, veinte son candidatas para el protocolo de investigación en epilepsia refractaria infantil del Garrahan. “Los pacientes incorporados al estudio recibirán el aceite de cannabis estandarizado con controles médicos estrictos, tanto de ingreso como posteriores. Porque como toda molécula, tiene efectos adversos o interacciones farmacológicas que hay que controlar”, sostuvo Sarasola. El programa que se está llevando adelante permitirá a los médicos hacer un seguimiento de los pacientes por el período de dos años. Aquellos que evidencien beneficios, el Estado nacional seguirá suministrando el aceite de cannabis tras concluido el protocolo. Para esto se firmaron acuerdos con diferentes empresas que se harán cargo, que asumirán el costo económico por lo que al Estado no le saldrá un peso, y para aquellos que no evidencien resultados podrán seguir con el aceite pero a su cargo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados