Con Parque Patricios como pionero, el recambio permitió una reducción del consumo eléctrico que tiene como meta alcanzar 75 GWh en el año 2030.

Un nuevo plan de iluminación está desembarcando en los barrios y para los vecinos de Parque Patricios y Pompeya es sin dudas una gran noticia. Es que según informaron a Diario Popular desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño se está llevando a cabo un reemplazo de todas las luminarias de los espacios públicos y entre ellos los tantos que están en los barrios de Patricios y Pompeya. En total se llevan colocadas 100.000 y fue justo el barrio de Parque Patricios el elegido para la instalación emblemática de ese número. El trabajo sigue a buen ritmo y se estima que a fin de año se alcanzará el número de 105.000 y para el 2019 se informó que el 100% de las luces de la Ciudad de Buenos Aires serán bajo el sistema de LED.

“Cada paso que damos hacia el ahorro y eficiencia energética se traduce en un mejor servicio, en un mejor aprovechamiento de los recursos y en la disminución del gasto público. Además, descongestionamos las redes eléctricas, lo que significa menos cortes de luz en las casas de los vecinos‘, expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Mejoras

Fue también Patricios el barrio elegido para comenzar con el programa de recambio de luminarias y desde el 2013 se logró ahorrar 180 GWh. Esto equivale a la energía promedio que genera un parque eólico de 50 MW en la Patagonia durante un año, y representa la energía necesaria para abastecer a casi 40.000 hogares durante 12 meses. Por otra parte estas luminarias seguirán generando una reducción del consumo eléctrico anual de 75 GWh hasta el año 2030, suficiente para abastecer a casi 17.000 familias promedio, permanentemente. Al beneficio del ahorro energético y económico, se suma una importante descongestión de las redes eléctricas y por consiguiente, menos cortes en el servicio domiciliario.

Plazas

La Comuna 4 está a la vanguardia de este plan que permite controlar la iluminación por intermedio de un sistema de telegestión que ofrece la posibilidad de encender, apagar y dimerizar las luces, y también permite detectar fallas en tiempo real y enviar automáticamente la orden de servicio para su solución. De esta manera, se realiza una reparación más rápida y eficiente. La Plaza Brown, Plaza Casa Cuna, Plaza Padre Marcelino Champagnat, Plaza Díaz Vélez, Plaza Herrera, Plaza Matheu, Parque Ameghino, Plazoleta en Tilcara y Centenera , Parque España, Parque Patricios, Pereyra Leonardo, Plaza Almirante Brown, Plaza Barbieri, Plaza José C. Paz, Plaza La Vuelta de Obligado, Plaza Nicaragua y Plaza Solis son las alcanzadas de la Comuna 4 por este plan que además le permite a los vecinos tener más seguridad.

Para el titular del Ministerio este es un avance sustancial en la búsqueda de ahorrar energía ya que según explicó con estas lámparas se logra un “ahorro de energía superior al 50% en comparación con las tecnologías convencionales”. Por otra parte las LED tienen una mayor vida útil, contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, ofrecen una luz potente y focalizada, a diferencia de las luces convencionales de sodio de alta presión (SAP) que emiten luz difusa, tienen capacidad de control superior sobre la intensidad de la iluminación y el LED ubicado en el alumbrado público ofrece una mejor visibilidad de los peatones y del tránsito, así como la reducción de la contaminación de luz. Según la estimación que hicieron los expertos que estuvieron trabajando en este tipo de sistema que se lleva adelante, se calcula que cualquiera de las lámparas que se están instalando pueden tener una vida útil de 100.000 horas o más, a diferencia de las 30.000 horas de las luminarias de sodio. Esto permite que no haya que estar todo el tiempo encima del servicio por lo que permite una reducción del costo de mantenimiento en al menos un 30 por ciento.