Especialistas aseguraron que las bandas dispondrán a unos 20 vendedores en cada evento. Estimaron que un 60% de los jóvenes puede llegar a consumir al menos una pastilla, cuyo costo es de entre 400 y 1.500 pesos.

Especialistas advierten que con la llegada del verano se multiplicarán las fiestas electrónicas y habrá riesgo de descontrol, ya que en cada evento unos 20 vendedores estarán dispuestos a comercializar pastillas de éxtasis, droga que según estimaciones puede captar hasta a un 60% de los adolescentes durante este verano.

La alarma se disparó luego del fallecimiento de un joven rosarino de 35 años (ver aparte), como consecuencia de una intoxicación provocada por el consumo de una pastilla de éxtasis, la droga que se consigue a partir de 400 pesos y que mueve casi 5 mil millones en el mercado nacional, tal como anunció a DIARIO POPULAR Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina.

“Este verano 6 de cada 10 adolescentes van a ir las playas con el objetivo de ver qué pueden probar. Es una de las cuestiones más comunes de estos tiempos en los jóvenes y todos sabemos que las fiestas electrónicas están hechas para la comercialización de productos como el éxtasis”, alertó Izaguirre sobre el fenómeno que se dará en la Costa Atlántica.

Sin embargo, aclaró que “el problema se replica en todo el país, sobre todo en Mar del Plata, el Interior y más aún durante diciembre y enero, meses plagados de este tipos de fiestas”, siendo potenciales víctimas “los chicos de 15 años en adelante, principalmente las nenas que pasan sin inconvenientes”.

Dependiendo de la calidad, cada pastilla cuesta entre 400 y 1.500 pesos. “En algunos casos mutan la molécula y hacen pastillas más potentes y dañinas, como la Superman. Este año todavía no llegó una sustancia nueva, pero hay que estar alerta”, resaltó el especialista.

Por eso, apuntó a la responsabilidad de las autoridades para terminar con este flagelo: “Argentina está en severo riesgo porque no hay controles y hay venta libre de drogas de diseño, fabricadas en territorio nacional. No está seriamente abordado por la clase política”.

“Tiene que ver con una serie de normativas no escritas que permiten las fiestas porque ganan todos. Muchas veces los intendentes lo permiten porque el municipio se queda con buena parte de la entrada e impuestos; en otras oportunidades los organizadores están vinculados con la comercialización de los productos prohibidos”, insistió Izaguirre.

Y apuntó que “cualquier descompensación va a suceder fuera del lugar de encuentro, porque estas organizaciones tienen dentro de la estructura alguna persona muy ligada al poder judicial para poder despegarse rápidamente de las consecuencias negativas”.

Sobre esos efectos dañinos para la salud, explicó: “El éxtasis ataca directamente al sistema nervioso central. Puede dejar problemas de por vida como Mal de Parkinson, además de gente que tras las fiestas termine en las guardias de los hospitales con problemas cardíacos, cerebrovasculares, descompensaciones profundas o, lamentablemente, en las morgues”.

Como parte del accionar delictivo de las bandas narco, en complicidad con las autoridades, el titular de la AARA aseveró que “una de las premisas es impedir el ingreso de fuerzas de seguridad, permitiendo que adentro haya unos 20 vendedores de pastillas que la venden durante la noche” y graficó: “Si ven algún pibe tranquilo, le dicen ‘¿no querés una pasti?’”.

“Este negocio pasó de mover 5 millones de pesos en 2007 a casi 5 mil millones de pesos en el último año. El movimiento es muy grande, sobre todo por la cantidad de fiestas electrónicas, que son hechas para la comercialización de estos productos”, completó Izaguirre.

LEA MÁS:

Y advirtió que los eventos no sólo se realizan en establecimientos convocantes, sino que “en algunos casos se hacen en quintas o en lugares apartados, bajo el título de ‘Fiesta de cumpleaños de...’”, tras lo cual cargó: “Sobre estos temas deben abocarse las intendencias y que sus inspectores las clausuren”.

Incluso, precisó que los jóvenes también son captados a través de Internet: “Páginas como www.vue nosairez.com informan sobre el desarrollo de fiestas electrónicas en todo el país. Ahí se puede ver que este mes y el próximo va a estar lleno de este tipo de eventos, incitando de alguna manera a que los adolescentes consuman este tipo de sustancias. Para las bandas lo importante es que los jóvenes tengan droga en la mano”.

Como consejo para los padres de chicos mayores de 15 años, el especialista confió: “En principio, que empiecen a tomar conciencia de que cuando un adolescente va a concurrir a una fiesta electrónica, lo más probable es que termine bajo los efectos de alguna sustancia que ni siquiera sabe qué es”.

“Además, tienen que prestar especial atención este verano, porque hay mucha gente de esta dando vueltas por las distintas ciudades y el que está en peligro es el pibe que no está advertido”, concluyó.

Vale recordar que, a nivel nacional, la mayor tragedia registrada en esta clase de espectáculos fue la de la fiesta Time Warp, realizada en abril de 2016 en el predio Costa Salguero, de la ciudad de Buenos Aires, donde se produjo la muerte de cinco jóvenes.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados