Así lo indicó el fiscal Marcelo Fenoll, que también investiga la posibilidad de que haya existido abandono de persona en los momentos previos al deceso. Por su parte, el DJ Hernán Catáneo, expresó sus condolencias en las redes sociales

La Justicia de Córdoba intentaba establecer quién le vendió éxtasis a Pablo Rielo, el hombre de 35 años que falleció tras ingerir la droga durante una fiesta electrónica celebrada en la capital provincial.

Según explicó el fiscal Marcelo Fenoll en declaraciones publicadas por Cadena 3, “la investigación se divide en dos partes: la primera es quien le suministró esa sustancia y en que circunstancia, y por otro lado, que sucedió después”.

“Queremos investigar cual fue la actitud de los organizadores dentro de la fiesta”, advirtió el fiscal. Rielo, que era soltero y se desempeñaba como personal trainer en su Rosario natal, viajó a Córdoba el sábado pasado para asistir a la fiesta electrónica que se celebró en el predio del club Forja, del barrio Talleres Este, donde iba a actuar el DJ Hernán Catáneo. En un momento de la madrugada del domingo, el hombre se sintió mal, salió de la fiesta y vomitó.

LEA MÁS:

Según testigos, Riel admitió que había tomado éxtasis: “Soy un pelotudo. Por qué hice eso...”, expresó en ese momento. Al tiempo fue llevado en ambulancia al Hospital de Urgencias, donde en primer lugar sufrió muerte cerebral y luego se produjo su deceso por una falla multisistémica. Vecinos del predio denunciaron que la Policía, que llegó en primer lugar a asistirlo, no quiso trasladarlo al hospital, que Rielo no fue asistido por los médicos de la organización del evento y que la ambulancia tardó demasiados minutos en llegar.

La empresa Buenas Noches Producciones, organizadora del evento, lanzó un comunicado en el que detalla las medidas de seguridad que había tomado para la ocasión: “Hubo 65 policías, 60 guardias privados, 6 médicos, 6 enfermeros, 12 rescatistas, 3 ambulancias y más de 50 puestos de hidratación”, se detalló.

En un procedimiento posterior de la Policía local, se detuvo a seis personas en el predio, donde además se secuestraron distintas drogas, como éxtasis, LSD y dosis de cocaína, sin que por el momento se haya establecido si eran para consumo personal o para la venta en la fiesta. La muerte de Rielo es la tercera a causa del consumo de éxtasis en fiestas electrónicas que se produce en la provincia de Córdoba. En octubre de 2014 murió por esa causa Francisco Mignola por consumir varias pastillas de la droga en una fiesta celebrada en la estancia El Silencio, de Valle Hermoso.

Por su parte, el DJ Hernán Catáneo utilizó su perfil de Facebook para lamentar lo ocurrido.

Embed

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados