La falsa médica se encuentra desde este miércoles en la clínica Otamendi con custodia policial y en las próximas horas será sometida a varios exámenes para determinar si debe seguir allí o ser alojada en un penal.

Luego de la internación a la que fue sometida en la Clínica Otamendi a raíz de un cuadro de estrés post traumático agravado, la falsa médica Giselle Rímolo será sometida en las próximas horas a una batería de estudios cuyos resultados serán remitidos a la Justicia para que desde allí determinen qué destino le espera.

Rímolo se encuentra en un lugar aislado del cuarto piso, con custodia permanente por parte del Servicio Penitenciario Federal y sufre de un cuadro de estrés post traumático agravado en los últimos días a raíz de la confirmación de que deberá cumplir con la pena que recibió en el año 2012 a nueve años de prisión.

De acuerdo a su psiquiatra, Rímolo sobrelleva este estado a partir de una agresión que sufrió durante su detención en el penal de Ezeiza hace ya 13 años y que le provocó un brote psicótico en las últimas horas.

LEA MÁS:

“Yo la vi en una primera instancia antes de ayer y ahora me estoy dirigiendo a la clínica para estudiar su estado. Sin embargo, más que estudiarla, hay que compensar su estado clínico general que se filtró por fotografías lamentablemente. Las fotografías son un reflejo de un cuadro metabólico que tiene una cuestión de tipo clínica en un principio”, dijo el doctor Enrique De Rosa (M.N. 63406), el psiquiatra que atendió a la falsa médica en estos últimos días.

El psiquiatra también aseveró que él fue convocado para realizar un diagnóstico neurológico y evaluar una patología orgánica. “El cuadro psiquiátrico amplifica todas estas variables orgánicas”, resumió el médico.

“Hay una característica interesante desde el punto de vista clínico como es el del estrés post traumático que en general concursan a largo plazo con patologías psicosomáticas que es lo que lo complica enormemente. Un ejemplo que tenemos en la Argentina de este tipo es el de los veteranos de Malvinas que empiezan con un cuadro que les genera a lo largo de los años conductas auto agresivas”, agregó De Rosa.

“Está internada en una clínica polivalente y no en una psiquiátrica porque hay que evaluar exactamente la magnitud real y objetiva de esa patología porque si fuera, por ejemplo, una diabetes, la pueden compensar en la cárcel con un tratamiento adecuado. Hay que evaluar los factores de riesgo potencial”, explicó el galeno.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados